jueves, 27 de marzo de 2014

Psicomagia Aplicada Para La Tartamudez

La tartamudez es producida por la carencia de un padre consciente que otorgue a su hijo, con verdadero afecto, la formación moral y espiritual que éste necesita. Un padre infantil, narcisista, o tiránico provocará en el niño una acumulación de energía reprimida -porque no puede ser él mismo, obligado como está a someterse a la incapacidad paterna- que afectará a su autoestima como adulto, sintiéndose, por su tartamudez, disminuido y preso en una infancia persistente. Aconsejo al consultante:
Buscar un hombre heterosexual (un maestro, un gurú o un terapeuta) de suficiente edad como para poder haber sido su padre, y que haya engendrado hijos, y pedirle que, de pie frente a él, le tome los testículos y el pene y, con energía profunda, le transmita ahí su poder viril. Mientras esto sucede, el consultante, a voz en cuello, declamará cualquier poema.


Recibí este e-mail:
«Estoy estudiando Logopedia y mi exposición consiste en relacionar la Psicomagia y el trabajo de un logopeda, basándome sobre todo en abordar al individuo en toda su complejidad biopsico-social. De todos modos, no veo cómo convencer a un logopeda de la fuerza que puede tener la metáfora y su simbolismo. Me he enterado de que usted ha sanado a un gran número de tartamudos, todos hombres. ¿Podría usted aplicar la psicomagia a una tartamuda, a un autista, a un niño con mutismo?».


Respondí:
«No me ha tocado todavía una mujer tartamuda, pero creo que, abrazándola con todas mis fuerzas, apoyaría mi corazón en el suyo hasta que palpitasen al mismo ritmo. Luego le haría gritar el poema. He entrado en contacto con un autista que, sentado, inmóvil, siempre miraba hacia el suelo. Me he acostado de espaldas hasta colocarme en el área de su mirada. Al verme dentro de su mundo se ha comunicado conmigo.
Una mujer, en crisis autista, estaba desnuda en su bañera. Sin desvestirme, ni quitarme los zapatos, he entrado en el agua, me he sentado frente a ella y he logrado que se comunique conmigo.
A un niño con mutismo, he hecho que su madre le frote todo el cuerpo con miel (de acacia o de castaño, porque son líquidas) y que luego le quite la miel lamiéndole todo el cuerpo murmurando una canción de cuna.
La metáfora y el símbolo deben concretarse en acciones».



∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
@alejodorowsky en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada