lunes, 14 de abril de 2014

Psicomagia Aplicada A La Desvalorización Sexual Del Hombre

Un niño, para sentirse más tarde un adulto viril, es necesario que cuente con la presencia de un padre al que pueda incorporar como arquetipo. Si éste no cumple sus funciones paternas (ausentándose, negándolo, compitiendo con él o simplemente. comportándose de manera indiferente, débil o enfermiza), el hijo crecerá tímido o inseguro, costándole esfuerzos enormes imponerse en la sociedad. Su inconsciente no tiene la información de lo que es sentir en su cuerpo el peso de un sexo potente. Para subsanar esto, recomiendo:
Reunir varios billetes de 500 euros (si no se tienen pueden pedirse prestados), los más posibles. Deben enrollarse a lo largo (poniéndolos unos sobre los otros) para formar un tubo, que mantendremos unido con una goma elástica. Habrá que conseguir también dos canicas grandes, o en su defecto dos bolas metálicas chinas de relajación. Estos tres objetos se los colocará dentro de sus calzoncillos apretados (el tubo simbolizando un falo y las bolas de metal los testículos). Con este peso entre las piernas, realizará sus actividades sociales y de seducción, guardando en el más estricto secreto tal acto. Su timidez se esfumará.
Puede también, en otras ocasiones, con pintura vegetal comestible (usada en repostería), pintarse los testículos de rojo y también la planta de los pies. Esto le otorgará una gran fuerza y seguridad en sí mismo.


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
Imagen: Nicolette11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada