martes, 13 de mayo de 2014

Psicomagia Aplicada Ante Conflictos En La Pareja: [2. Lucha Por La Identidad Sexual]

La mujer siente un gran deseo de conquistar la masculinidad. El hombre, de manifestar su feminidad. Ella simula una feminidad que no conoce, porque ha tenido una madre viril. El simula una virilidad que no conoce, porque ha tenido un padre débil o ausente. Ha sido educado por la madre, o la abuela, o por cualquier otro pariente femenino. Cuando pasa el tiempo, se quitan las máscaras: la mujer comienza a actuar como hombre y el hombre como mujer. Cuando ella hace lo que le viene en gana, él se encierra en su pasividad. Ella progresivamente se vuelve frígida y él tiene cada vez más dificultad para conseguir una erección.
Ambos han perdido el deseo. Para funcionar bien, ella necesita perderle el respeto; pero él, si le pierden el respeto, se obstina en su impotencia.
Si los consultantes están en este caso, les aconsejo el siguiente acto:
Lunes: ella se vestirá de niña (no más de 7 años) y se comportará y hablará como tal. El interpretará a una señora madura, llevando colgado del cuello un medallón con la fotografía de la madre de ella. Todo el día la tratará como una señora viril trataría a su hija: pocas caricias, comida rápida, críticas desvalorizando su feminidad, la acompañará mientras hace sus necesidades, la llevará a jugar a los bolos y por fin, así disfrazados, dormirán separados.
Martes: él se vestirá de niño (no más de 7 años) y se comportará y hablará como tal. Su mujer interpretará a un señor maduro, llevando colgado del cuello un medallón con la fotografía del padre de él. Todo el día lo tratará como un hombre femenino y débil trataría a su hijo: lo peinará para que se vea bello, hará que lo ayude a limpiar la casa y a cocinar, le enseñará a orinar sentado, lo sacará a pasear a una calle central (así disfrazados) para admirar los escaparates, jugará con él a las muñecas y por fin, dormirán muy juntos, tiernamente, sin hacer el amor.
Miércoles: ambos, vestidos él de niña y ella de niño, pasarán el día jugando y haciendo diabluras, irán de la mano al cine a ver una película infantil, comerán sólo postres y por fin, siempre encarnando a sus personajes, dormirán muy juntos, tiernamente, sin hacer el amor.
Jueves: ambos interpretarán a adultos. El (como mujer) vestido con ropa de su esposa y ella (como hombre) vestida con ropa de su esposo pasarán el día entero imitándose el uno al otro, con todos sus errores y limitaciones. Por la noche dormirán separados.
Viernes: ya sin disfrazarse, durante todo el día no se hablarán. Compartirán el tiempo y las comidas en silencio. Al llegar la noche, se desvestirán y se acariciarán. Ella se pondrá en cuclillas, él se pegará a su espalda y la penetrará. Así, íntimamente unidos, no se moverán. Juntando sus voces recitarán el siguiente texto, que habrán aprendido de memoria: «Agradezco tu existencia. Quiero que por considerar mi cuerpo y mi espíritu como tuyos, te entregues a mí, con la esperanza de que nos fundamos en un orgasmo simultáneo, en una obra común. Quiero que canalices tu sagrada animalidad y me conviertas en el único objetivo de ella. Quiero que sientas, a través de mis imperfecciones, la belleza de la perfección divina, porque en nuestros ovarios y testículos reside el proyecto de una perfecta humanidad. El goce de nuestros abrazos se condensará en hijos que serán nuestros constructores; entregarnos el uno al otro permitirá que innumerables descendientes pueblen las galaxias. Tú, la totalidad de mi conocimiento y mi misterio. Tú, la cima
luminosa de mi placer».
Sábado: invitarán a familiares y amistades a que los acompañen a celebrar su casamiento (o su nuevo casamiento si ya están casados) y los recibirán, unidos por las muñecas con un par de esposas y completamente desnudos, comportándose con naturalidad, como si estuvieran vestidos. Será una ceremonia íntima, donde una persona elegida por ambos de común acuerdo, les leerá y hará firmar un contrato de matrimonio con una gota de sangre extraída de sus dedos anulares.
[El contrato es el mismo que figura más adelante, al final del apartado 4.]


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
Imagen: Keri Rutabaga
Montaje de Imagen: Manny Jaef


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada