domingo, 30 de noviembre de 2014

Un Poema De Adanowsky


Escribí este poema, se los dejo:
Caigo como mil luciérnagas imprudentes acariciando los vacíos somnolientos. Besando pieles de ilusiones que se dispersan en la ignorancia.
Cuando la luna de diamante crece en una mente ladrando caminos de crepúsculo, apareces tu, sombra gemela, atada a mi reflejo, oscuridad más profunda que vibra en la savia de un templo andrógino.
Eres la corona que canta en una jaula de cenizas.
Con tus manos de flecha te plantas en mis destinos colocando tus semillas para parir un sol.
Te incorporas en lo más profundo del amanecer creando consciencias invisibles. Eres pura como la humildad, tus pasos forman catedrales de esqueletos perdonados.
Aunque nunca cese el silencio, danza. El infinito te abrazará, paciente como sus estrellas muertas que lucen viajando en la distancia.

Fuente: Adanowsky en Facebook 
Imagen: Luciérnagas by Sonja Wimmer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada