lunes, 31 de marzo de 2014

Psicomagia Aplicada Al Rechazo Del Esperma

Durante un taller de meditación, pedí a los participantes masculinos que se concentraran en su pene, y haciendo conscientes sus sensaciones entraran por la uretra hasta llegar a sus testículos. Una vez ahí les pedí que describieran lo que contenían. Obtuve algunas respuestas sorprendentes: «Siento que están llenos de excremento», «Una materia asquerosa», «una jalea venenosa».
Buscando las causas de esta desagradable sensación, encontré que la mayoría de aquellos que así sentían eran hijos de madres que habían sido engañadas por hombres, o maltratadas al mismo tiempo que les engendraron niños por los que debieron sacrificar su vida. Pueden haber padecido múltiples abortos, partos dolorosos, ser abandonadas, el hecho es que el esperma masculino se les convierte en un peligro odioso. El hijo, al escuchar este sentir maternal, crece detestando su semen.
Ningún arquetipo es más poderoso que el de la madre. Así como es grande el amor que nos despierta, así es grande el terror que nos puede inspirar. Para nuestro niño interior ella es todopoderosa. Sin embargo, hay un único arquetipo que tiene más poder que la madre: es la Virgen María (o sus derivados, como las diferentes santas). Aunque no seamos creyentes, nuestro inconsciente otorga un poder mágico a las santas.
El consultante debe adquirir una vela en una iglesia, disolver su cera (que guardara en otro recipiente), masturbarse acompañado de una fotografía de su madre, verter su semen en el vaso de la vela y volcar la cera derretida sobre la materia vital, conservando la mecha. Luego, una vez que la cera se haya enfriado, llevará esta vela a un templo, la colocará a los pies de una estatua o pintura de la Virgen y la dejará encendida para que se consuma.
Después de este acto, su inconsciente aceptará que su esperma ha sido limpiado de toda maldición materna, purificado y bendecido.



∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.


La Energía Sanadora De Los Gatos

Los gatos poseen una conexión con el mundo mágico, invisible. Así como los perros son nuestros guardianes en el mundo físico, los gatos son nuestros protectores en el mundo energético. Durante el tiempo que pasa despierto, el gato va “limpiando” tu casa de las energías intrusas. Cuando duerme, él filtra y transforma esta energía. El gato puede muchas veces estar en lugares con baja circulación de energía Chi vital para poder activar ésta área. Muchas veces el gato se queda mirando para la nada, totalmente concentrado... él de seguro ve cosas que nosotros no vemos, desde insectos microscópicos hasta seres de otras dimensiones.
Muchas veces su gato va para un lugar aislado de la casa y comienza a miar, no es solo atención que él quiere, es una especie de alerta que él está dando: la cualidad de energía de ese lugar necesita mejorar. Nuestros problemas, nuestro estrés diario es absorbido por el gato. Cuando es demasiado y el lugar está muy cargado de energía negativa, no es raro que el gato se enferme. Claro que el gato no es el único responsable por el equilibrio energético de la casa, pero él se esfuerza bastante. Cuanta más armonía exista en su ambiente, menos energía negativa él necesitará filtrar y consecuentemente será más feliz y saludable. 
Cuando dormimos nuestros cuerpos astrales se separan del cuerpo físico y van para una quinta dimensión, la dimensión sin tiempo ni espacio: la dimensión en que estamos cuando soñamos. Por falta de entrenamiento y preparación, la gran mayoría de las veces no vemos esta dimensión tal como ella es, en vez de eso la “disfrazamos” y codificamos como nuestro contenido psíquico e inconsciente. Los gatos muchas veces nos acompañan en estos viajes astrales o protegen nuestro cuerpo astral, además de cuidar nuestra pieza de espíritus indeseables cuando estamos durmiendo. Estas son las razones por las que a ellos les gusta dormir con nosotros en la cama.
Los gatos también monitorean nuestra evolución. Durante su convivencia con nosotros, ellos transmiten informaciones a las dimensiones superiores, sirviendo como radares y transmisores. Además de eso, como transformadores de energía ellos ayudan en la cura, desempeñando un papel semejante al de los cristales.
Los gatitos son profesores, ellos nos enseñan amar. Un amor libre, no sumiso, respetador del arbitrio ajeno y las diferencias. Por eso tantas personas tienen dificultad en convivir con gatos y los encuentran “interesados”. Primero, tú tienes que conquistar la confianza del gato. Después, tú tienes que aprender a respetarlo. Él te demostrará afecto cuando realmente este preparado y no cuando tú se lo mandes. Los gatos reflejan amor. Desde el punto de vista energético, las personas que tienen alergia a los gatos son personas que tienen dificultad en dejar entrar el amor a sus vidas. De acuerdo con Caroline Connor, si hay muchas personas en la familia y un único gato, él puede quedar sobrecargado absorbiendo la negatividad de todos. Es bueno tener más de un gato para dividir la carga entre ellos, sobre todo en esos casos.
Si tú no tienes un gato, y de repente aparece uno en tu vida, es porque tú necesitas de un gatito en una época específica. El gatito está queriendo ayudarte. Si tú no lo puedes acoger, es importante que le encuentres un hogar. El gatito llegó hasta ti por alguna razón que tú no puedes comprender a nivel físico, pero tú puedes descubrirlo a través de los sueños. Muchas veces el gatito aparece, cumple su función y se va. 
Quédate atento a la forma como los gatos reaccionan a las visitas en tu casa. Muchas veces ellos están intentando protegerte de un campo energético negativo o pesado.

Fuente: Revista GATOMIA



∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

A Propósito De Los Gatos...



La Capacidad De Ser

“Aquí no hay ni rusos ni ingleses, ni judíos o cristianos; tan solo aquellos que firmemente persiguen un objetivo: tener la capacidad de ser”.

G. I. Gurdjieff
Arte por Mariana Palova



Un Cuento Zen: La Mente De Piedra

Hogen, un maestro Zen chino, vivía solo en un pequeño templo en el campo. Un día, cuatro monjes peregrinos llegaron y le pidieron permiso para hacer un fuego en el patio para calentarse.
Mientras construían un fuego, Hogen les oyó hablar acerca de la subjetividad y la objetividad. Se les unió y dijo: “Supón que hay una piedra muy grande, ¿la consideras que esta fuera o dentro de tu mente?.
Uno de los monjes le contestó: “Desde el punto de vista del Budismo todo es una representación mental, así que yo diría que esta dentro de mi mente.
“Debes de sentir tu cabeza muy pesada," observó Hogen, “si vas por ahí cargando con una piedra como esa en tu mente.




El Miedo Solo Existe En El Mecanismo De La Mente

Cuando te conviertes en aquello que temías tanto, te das cuenta que tú has cambiado, ya no eres el mismo, has asimilado tu parte inconsciente. Eres tú y miras al mundo, pero el mundo está tan pesado y tu tienes estos sentimientos sublimes de artista, quieres cambiarlo, pero es muy grande.

Alejandro Jodorowsky


∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter



Fábulas Pánicas De Alejandro Jodorowsky: Centésima Cuarta Fábula (Junio 8, 1969)


Repaso General Del Taller Colectivo De Alejandro Jodorowsky En El Teatro Jovellanos, Gijón (España)


Hay quien afirma que Alejandro Jodorowsky (Tocopila, 1929) creó el “happening” bastante antes de que John Cage y amigos se reunieran en 1952 en el Black Mountain College, en Carolina del Norte, para su “Theater piece N.º 1″. El escritor, cineasta y psicomago andaba ya por las calles de Santiago de Chile, a finales de la década de los cuarenta, montando sus “efímeros”. Era entonces un veinteañero inquieto junto a poetas mayores como Nicanor Parra o Enrique Lhin. Pasaron muchas cosas desde entonces: sus estudios con el gran mimo Marcel Marceau; las clases de filosofía en la Sorbona con Bachelard; el acercamiento a Bréton y otros surrealistas; la iniciación mexicana en la psicoterapia con Erich Fromm o en el zen con el maestro Ejo Takata; la fundación del Teatro Pánico con Arrabal y Topor; el cómic y esa obra maestra que es “El Incal”, junto a Moebius; películas de culto, literaturas diversas (poesía, novela, ensayo) y otra invención más, la psicomagia, con la que llena teatros como si fuera, a sus 85 años, el gurú fetén de la receta de la felicidad.
Volvió a ocurrir este fin semana: dos llenazos, el sábado y ayer, domingo, en el teatro Jovellanos. ¿Qué ofrece este artista que se autorretrata como un sanador de nuestra manera de pensar y que deja claro, como aviso para incautos, que no es un médico o un chamán que cure el cáncer o cualquier otra enfermedad insidiosa? Yo diría que, durante las dos horas y media que dura su “Cabaret místico” (así se llama el espectáculo), trata de restablecer algunos vínculos colectivos dramáticamente perdidos en las sociedades del capitalismo posindustrial: la presencia del otro; la confianza en los demás; el sentimiento de que somos parte de una comunidad universal que debe aprender a amarse y ayudarse.
Y si uno lo piensa bien, esto que hace Jodorowsky es continuar por otros medios (es más viejo y más sabio) la obra que empezó con aquellos “efímeros”, cuando era un precursor del “happening”. El artista francochileno (tiene la doble nacionalidad) explota a fondo sus muchos conocimientos teatrales y un sentido de la dramaturgia como tema e improvisación. “Hay que descubrir ciertos actos de raíz teatral que te hacen descubrir cosas que nunca has hecho, pero que te liberan”, me explicó en una entrevista que publicó LA NUEVA ESPAÑA el pasado 19 de febrero. Un pequeño grupo de conocidos empezó a acudir a sus lecturas del Tarot, en un gimnasio parisino. Aquellos encuentros se convirtieron, con el paso del tiempo, en el “cabaret místico” con el que abarrota salas bajo una consigna que tiene el perfume de los adagios clásicos: “Para cambiar el mundo, lo primero cambiarme a mí mismo”.
El público se entrega sin resistencias a los “ejercicios” que propone Jodorowsky, que se convierte de pronto en un director de teatro con mil actores dispuestos a seguir cada una de sus indicaciones, por más extravagantes que puedan parecer. Así lo vimos, una vez más, en el teatro Jovellanos. A nadie se le ocurre pensar que es un vendedor de crecepelo, un impostor de traje negro con sonrisa de gato y mirada de búho. Sabe adobar sus profusas sabidurías (del budismo a la terapia de grupo) de un humor al que no le falta una suave ironía que hace asumibles sus propuestas, aun las que suenan un poco disparatadas. El público, que paga un buen precio por su entrada, se amotinaría ante cualquier otro que no fuera Jodorowsky. Porque, en realidad, quien hace la mayor parte del trabajo durante esas dos horas y media a la caza de la Gran Mutación son los espectadores, a los que el psicomago artista invita a gritar, contarse su vida, abrazarse, moverse, subir al escenario, y por ahí seguido. “Cambiar nos da miedo, pues tememos perder la seguridad del clan”, advierte al principio de este taller que cualquier desprevenido, recién ingresado en el teatro, podría calificar de chifladura colectiva.
Jodorowsky necesita poco en escena: un micrófono, su libretita de frases con miga y la ayuda intermitente de su joven y silenciosa esposa, Pascalita. Lo primero, siguiendo la tradición ocultista, es la búsqueda de un “egregor”, la representación de un pensamiento colectivo. Así que pone en pie a todos los espectadores para que exploren, a grito pelado, las vocales y sus mágicas propiedades: la “i”, que limpia la mente; la “e”, que purifica; la “a”, que simboliza el amor y la pureza; la “o”, que otorga la fuerza, y la “u”, que representa el mundo misterioso y la sensualidad. Es una manera de que la gente se suelte, porque, casi a renglón seguido, cada espectador tiene seis minutos para contar su vida allí mismo a algún desconocido de una butaca próxima; quien escucha debe hacer lo mismo, después, con su improvisado confidente.
El teatro es un inmenso murmullo. Ese ejercicio, que se va acortando (hay que hacer el relato en tres minutos y, luego, en un minuto) se resuelve con un “te escuché, te comprendí, te bendigo y te abrazo”. Hay caras satisfechas, de alivio. Uno no puede evitar el pensamiento de que la sensación de soledad está más extendida de lo que imaginamos. El taller teatral que es “Cabaret místico” se construye desde la participación del espectador. Pregunta: “¿Cuál es mi finalidad en la vida?”. “Ser libre”, dice alguien. Toda meta encubre una carencia, afirma Jodorowsky, para quien el estudio de nuestro árbol genealógico es fundamental.
Más ejercicios: tríos en los que una pareja hace de padres y otro espectador de hijo. Hay que descubrir la parte esencial de uno mismo, lo que fuimos durante nuestra gestación. Para el psicomago, nuestro ego no es más que “un yo artificial que debemos hacer evolucionar”. En realidad, a lo que debemos aspirar, según el artista, es a no poseer ni pasado ni futuro, a ser sólo lo que está aquí y ahora. Una espectadora sube al escenario y cuenta que se siente decepcionada porque su novio la ha engañado con otra durante años. Medio centenar de personas, siguiendo las indicaciones de Jodorowsky, iza a la muchacha, que grita y llora. “Gracias a todos, he vuelto a nacer”, cuenta. El artista propone escuchar los latidos del corazón de quien está al lado. Y un último ejercicio para acariciar el aire. “Es todo lo que puedo hacer hoy”, concluye. Hay quien sonríe feliz.
Algunas frases:
“El nombre nos ata a lo infantil, pero el ser esencial no tiene nombre”.
“El arte, a diferencia del fútbol no tiene nacionalidad; sin nacionalidad, no tienes raza”.
“El ser esencial no es hombre ni es mujer, es todo”.
“No hay edad en tu interior”.
“Tengo fe en el ser humano; veo en cada persona un universo en expansión”.
“El cuerpo quiere vivir tanto como el Universo”.
“Aceptando lo colectivo, construimos; separándonos, destruimos”.
Alejandro Jodorowsky, en el teatro Jovellanos, en una de sus intervenciones dentro de "Cabaret místico".

Melodías Que Cambian La Vida

Todo árbol toma la forma que le dicta el canto de sus pájaros”.
— Alejandro Jodorowsky 

El bienestar, la seguridad, la felicidad, son estados intermitentes en nuestras vidas que se posan en nuestros corazones y luego vuelan, pero que se escapan como mariposas cuando tratamos de agarrarlos con las manos.

Es un engaño creer que un puesto de trabajo, una cartera llena de billetes, una pareja, una casa o cualquier otra cosa nos traerá la permanencia en cualquiera de esos estados. A veces el empeñarnos en ello y el apegarnos, el depender, nos sitúa en la posición contraria: malestar, inseguridad e infelicidad.

¿Alguien realmente consiente elegiría como pareja a quien lo quiere sólo por ser la solución a su soledad?

Despeja la idea de que la pareja te dará la felicidad y empieza a ser feliz sin ella. ¡Ya!


∼✻∼
Texto tomado de: Plano Sin Fin
Arte por Sophie Tiffany Black
Montaje de Imagen: Manny Jaef 

domingo, 30 de marzo de 2014

Los Gatos En Los Twitts De @alejodorowsky

Un día, así de pronto, se te manifestará de golpe el universo, ronroneando como un gato gigantesco delante de tu conciencia limitada.
Como a gatos acaricio con ternura mis emociones negativas.
¿Que te enseñaba tu gato? // Él era lo que él era, y no lo que yo quería que él fuera. Me enseñó la fidelidad a mí mismo.
Medito con dificultad. Mi gato maúlla sin dificultad.
Madre, si no cesas de tratar a tu hijo como un gato, acabará comiendo ratones. 
Soy feliz cuando mi gato, sin que lo acaricie, me mira y ronronea.
Silogismo: Todos los gatos son mortales. Yo soy mortal. Luego, yo soy un gato.
Si puedes acariciar a una piedra con la misma ternura que a un gato, has descubierto el amor.
Amor es lo que tenemos mi gato y yo: ¡no nos pedimos nada, y ni él quiere cambiarme, ni yo a él!
Pascale cuando duerme, ronca. Son como ronroneos gatunos. ¡Qué delicia!
Mi gata persigue a una hoja seca. Pienso en mis creencias.
En cada gato hay una gota de Dios.




∼✻∼
Ilustración: theonewhodoodles
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter


También Puedes Ver...

El Destino Fundamental

El Gran Inconsciente está fuera del tiempo y del espacio y solo quiere que estemos absolutamente felices, que nos realicemos y que seamos lo que Somos.

Después de una meditación matinal encuentro esta pregunta en mi mail ¿Todo está escrito en esta vida o podemos modificar nuestro destino? Por supuesto que no soy nadie para dar una respuesta definitiva, pero estas son algunas de las sugerencias que mandé a esta persona.

Puede ser que existan variaciones infinitas de un mismo “destino” en una infinidad de universos paralelos. Considerar esto nos abre la mirada en el sentido que dejamos de sentirnos tan fijados en nuestro pequeño “yo”.

Dejar que coexistan las dos opciones a la vez: todo está escrito (tenemos un karma, la ley de la causalidad supone que cada acción produce un efecto, etc...) Y tenemos libre albedrío (en cada momento mi acción puede ser justa o no-justa, según como actúo se modifica mi destino, etc...)

Considerar que cuando dices “destino” se presentan tres niveles de comprensión del “destino”. Uno es el nivel consciente, y tiene que ver con el poder personal: voy a luchar, o voy a actuar amorosamente, o voy a montar trampas, o lo que sea, para conseguir lo que siento que es justo para mi aqui-ahora. Es el nivel de la acción deliberada, la cual puede ser totalmente lucida pero también totalmente ciega (por ejemplo Hitler ordenó deliberadamente la matanza de millones de personas).

El segundo nivel es psicológico: trata de nuestra formación pasada, de todo lo que nos maneja desde la educación y las huellas del árbol genealógico. En este sentido, podemos decir que el hecho de trabajar para aclarar lo que yace en el inconsciente individual y familiar es una forma de modificar un destino. Por ejemplo y simplificando mucho: si te dan el nombre de tu abuela, tendrás cierta tendencia irresistible a cumplir parte del destino de tu abuela, a menos que te hagas consciente de ello, en cual caso quizás el inconsciente siempre te empujará a actuar mecánicamente desde la repetición, pero ya no estarás tan manejada por ella. Metafóricamente, la repetición familiar es como la atracción terrestre: algunos la padecen con torpeza, y otros bailan utilizándola como acróbatas.

Y por fin, considera el Gran Inconsciente (o consciencia dios interior, Atman, etc. ) o “supra-consciente” (como lo llamaba Sri Aurobindo). Podríamos decir que este es nuestro Destino fundamental. El Gran Inconsciente esta fuera del tiempo y del espacio, solo quiere UNA cosa: que estemos absolutamente felices, que nos realicemos, que Seamos lo que Somos.


Marianne Costa
Imagen: raamon


Cuatro “Poetuits” De Alejandro Jodorowsky Para Despedir El Fin De Semana


Lo efímero es una máscara de lo eterno, esto es inmortal, no ha venido ni se está yendo, es una caricia de lo que por siempre es.
Perfume sublime de las ideas, esencia dulce del sentimiento amoroso, estela fragante de cada acción bondadosa, calma eterna de la totalidad.
Venero por igual a la abeja y a la mosca, puedo acariciar a una piedra con la misma ternura con que acaricio a un gato.
Si nada nos pertenece, si vivimos sin saber, todo es una búsqueda que sólo puede terminar cuando nos convertimos en lo que buscamos.


∼✻∼

Ilustración: inkWanderer
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter


Consejo Psicomágico Para Cambiar El Nombre A Un Niño

Si nos damos cuenta de que hemos cometido el error de bautizar a un hijo con un nombre cargado de problemas y decidiéramos cambiárselo, debemos tener cuidado de no provocar en él una disolución de la personalidad: su nombre se ha convertido en su territorio, quitárselo bruscamente es como dejarlo sin domicilio fijo. Para evitar esto, aconsejo:
Mostrar al hijo un pequeño cofre plateado (si es una niña) dorado (si es un niño) diciéndole: «Hijo mío, los pajaritos viven en un nido, los nombres pueden también, como ellos, tener un lugar donde albergarse. Este cofre es el nido de tu nombre». Los padres deben abrir el cofre y sacar un trozo de papel tipo pergamino donde esté escrito el nombre de bautismo del niño. «Aquí puede reposar tu nombre, encerrado así nunca lo perderás. Podrás tenerlo en tu cuarto. Es el nombre que te convenía porque eras pequeño. Ahora que has crecido te vamos a regalar un bello nuevo nombre que te dará poderes que corresponden a lo que eres.» Deben ofrecer al niño una pequeña barra de mazapán donde, con letras de azúcar, esté escrito el nuevo nombre. «En esta barra está escrito tu nuevo nombre, cómetela, así él entrará en tu cuerpo y será tuyo para siempre.» Al mismo tiempo, uniendo sus voces, el padre y la madre le leerán el nuevo nombre y esperarán a que el niño se coma el mazapán. Entonces, lo abrazarán y felicitarán: «De ahora en adelante te llamaremos así. Cuando te acuerdes de tu antiguo nombre, sólo tienes que abrir el cofre y conversar con él, diciéndole que lo quieres y que no lo olvidas, luego le recomiendas que siga durmiendo». 


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
Foto: DianneHoffman

Hay Que Actuar

El multifacético creador chileno afirma que entre “actuar y no actuar, mejor actuar”. Es decir, frente a la vida no sirve titubear o dudar, muy por el contrario hay que atreverse, arriesgarse a lo desconocido a lo que va más allá de lo que se controla. Lo que subraya se asemeja a la filosofía de vida del poeta francés, Arthur Rimbaud y el propio Julio Verne que en sus libros enaltecían la idea de “la fortuna le sonríe a los audaces y a los valientes”. Dicho de otra manera se puede emprender un proyecto y si se fracasa, al menos queda la experiencia.

En este sentido lo ilustra con su ensayo la sabiduría de los cuentos donde aparece un antiguo relato chino en el que un samurai busca a otro para retarlo, pero no lo encuentra, entonces otro día se topa con un anciano y le dice “¡tú eres un samurai!” Y este le responde que no. Finalmente y después de mucha insistencia el viejo acepta luchar con él, pero se cubre los ojos con las manos y le dice: “estoy listo”. El samurai lo observa un segundo y le dice “tú ganaste”. Para Jodorowsky el samurai con los ojos abiertos pensaría sus acciones, mientras que el anciano con los ojos cerrados actuaría.

El actuar se vincula con el estar alerta o despierto y agrega: “hay personas que viven de recuerdos, son incapaces de estar alerta a todo lo que viene”. Menciona que el samurai prevé, aunque en realidad está alerta y va más lejos en tanto en la propia inactividad, la mirada está consciente, despierta abarcándolo todo.

Extracto de una Entrevista a Alejandro Jodorowsky en: Suite101



∼✻∼
Ilustración: Alicique
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Fábulas Pánicas De Alejandro Jodorowsky: Centésima Tercera Fábula (Junio 1, 1969)


Gran Éxito De Alejandro Jodorowsky En Gijón, España



El artista chileno Alejandro Jodorowsky encandiló ayer al público del Teatro Jovellanos con la primera sesión de su “Cabaret Místico”, una función basada en la improvisación con la que el autor promete al público ayudarle a encontrar la felicidad. En la imagen superior, un momento de su exitosa interpretación de ayer.

Fuente: La Nueva España  

En NDDD Repasamos ❝Los Juegos Dominicales❞

Como echamos de menos los clásicos Juegos Dominicales, me pareció ésta una buena oportunidad de repasar los antiguos juegos propuestos por @alejodorowsky desde su cuenta de Twitter, y que han sido transcritos enteramente a Nubes De Dosis Diarias. Aquí uno de ellos: LA BIBLIA GAY

Alejandro Jodorowsky: Hoy es Domingo, sagrado día de descanso. Te propongo no pensar, sino jugar. Bueno, ambas cosas son casi lo mismo.


El juego consiste en imaginar una Biblia gay. Daré unos 8 ejemplos:
♂♂ Biblia gay, 1.- "Y Jehová durmió a Adán, le extrajo un testículo, y con él creó a Pepe".
♂♂ Biblia gay, 2.- "Y Dios les prohibió comer el fruto, o serían hetero. Obedecieron".
♂♂ Biblia gay, 3.- "Al comer el fruto y conocer el deseo, no pudieron esconder a Dios sus sexos con una hoja porque los tenían erectos".
♂♂ Biblia gay, 4.- "Y Noé subió al arca dos animales del mismo sexo de cada especie".
♂♂ Biblia gay, 5.- "Caían y Abel eran amantes. Caín mató a Abel por celos porque lo sorprendió fornicando con un carnero".
♂♂ Biblia gay, 6.- "José y Mario adoptaron a Jesús gracias al Espíritu Legal".
♂♂ Biblia gay, 7.- "Y rodeado de sus doce discípulos en torno a una mesa, Jesús celebró su último sauna."
♂♂ Biblia gay, 8.- "Si te besan el testículo derecho, presenta el izquierdo".

╰☆╮
RRTT:
Biblia gay: "Y La serpiente después de inyectar su veneno se enroscó sobre si misma y se entregó a la auto satisfacción".
Biblia gay: "Y dios le dijo al espíritu santo: cómo nosotros no podemos engendrar buscaremos una mujer".
Biblia gay: "Y Jesús dijo a Judas ¿Judas, con un beso en la boca entregas al hijo de Dios?".
Biblia gay: "Y María dijo a magdalena por fin solas para estar juntas".
Biblia gay: "Y Adán vio al arcángel caído y se lo tiró antes que a Eva".
Biblia gay: "Pedro, antes de que cante el gallo negarás tres veces tu homosexualidad".
Biblia gay: "Y fue allí que Pepe tomó del árbol de la ciencia del bien y el mal el plátano prohibido".

╰☆╮

Alejandro Jodorowsky: Bueno, me he reído mucho, pero me doy cuenta que muchos creyentes se están ofendiendo. Por respeto a ellos, cambiaré de juego.


∼✻∼
Juego propuesto por @alejodorowsky en Twitter
Montaje de Imagen: Manny Jaef 


En Busca De Tranquilidad

“¿Cómo tener + tranquilidad en la vida cuando el trabajo nos mata? // 
Vive con - y tendrás tiempo de vivir +”.
— Alejandro Jodorowsky 

Los grandes maestros sostienen que tenemos que aprender a morir en paz.
Pero para eso ¿hace falta todo este viaje? 

Sí, claro. La vida es aprender a morir con tranquilidad, «jugar a morir» decían los chinos. Pero morir es entrar en un proceso, como cuando lentamente de la niñez se pasa a la pubertad: el vello, las hormonas... Lo vives como un cambio. Tú avanzas en la vida y empieza a aparecer la vejez, que es otro período. El pelo se va poniendo blanco, los dientes amarillos. Si luchas contra la vejez, envejeces con angustia. Si luchas contra la pubertad, te traumatizas. En un momento dado todos entramos en el proceso de la muerte, que se puede y debe vivir exactamente como los otros cambios precedentes.
La muerte no es más que un estado. ¡Nadie está muerto! ¡Nadie muere! Todos nosotros entraremos en el proceso de la muerte, y lo maravilloso es que lo aceptemos con la tranquilidad con la que entramos en la pubertad o en la madurez.



∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Psicomagia”.
Foto original: kobrakai51
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

sábado, 29 de marzo de 2014

Si Te Golpean Una Mejilla...

Un niño entra en su casa y, llorando, se precipita en brazos de su madre. Tiene un leve rasguño en la cara.
-¡Ese maldito niño se me echó encima y me golpeó! -se queja entre sollozos.
-Mi pobre pequeño, ¿sabes cómo se llama el que te golpeó? -pregunta la madre, conmovida por el dolor de su hijo.
-No, no lo conozco.
-Entonces, ¿cómo vamos a hacer para identificarlo?
-No lo sé, pero tal vez esto nos ayude: tengo en mi bolsillo su oreja.

Son muchas las personas que se consideran víctimas, pese a que han arrancado la oreja a su enemigo. Cuando acuden a nosotros para quejarse nos preguntamos si son tan víctimas como pretenden, y entonces buscamos en sus bolsillos. Y en ellos encontramos, a veces, orejas, manos, penes, senos, úteros...
¡Tantas cosas...! El inconsciente de las personas frustradas está lleno de impulsos terribles.
En el plano psicológico, no siempre es la víctima quien pensamos que lo es.
Nos lanzan reproches, nos culpabilizan, pero cuando queremos tocar nuestra oreja, nos damos cuenta de que ya no la tenemos.
Cuando nos veamos en una situación en la que el papel verdugo-víctima deba ser aclarado, preguntémonos si las personas con las que tenemos contacto están alegrándonos la vida o si poseen un pedazo, o toda nuestra oreja, dentro de su bolsillo... Cuando no deseamos ser cortadores de orejas, ni tampoco que nos descuarticen moralmente, buscamos la manera de eludir los conflictos:

Un antisemita convencido camina por la calle y se cruza con un judío.
-¡Puerco Inmundo! -le grita.
-Josef Goldenberg, mucho gusto -responde, afable, el judío.

Supongamos que una persona nos envía una carta plagada de insultos pero que nosotros acabamos no recibiendo y le es devuelta... Esa persona acabaría recibiendo su propia basura.
Cuando alguien nos agrede, podemos responder con golpes, injurias, mordiscos o llanto, pero también podemos eludirlo y dejar que sus palabras o embestidas nos rocen sin tocarnos, como hace un torero con un toro, que jamás huye del animal que ataca. Lo encara, y esquiva. Nada de cobardía. Pero no se expone de frente. Con elegancia, presenta su muleta al toro y éste pasa a su lado. La agresión es desviada, no la absorbe.

Pero imaginemos que, por no lograr esquivarla, recibimos la bofetada.
¿Debemos presentar la otra mejilla, sin defendernos, tal como recomiendan los evangelios? ¿Es ése el verdadero mensaje de Cristo? Tal consejo, como todo texto sagrado, puede dar origen a distintas interpretaciones. Si una no nos conviene, debemos encontrar otra. Además, si nos repugna ser una víctima «profesional» que, por ganarse un futuro paraíso, solicita más golpes a los aporreadores, podremos decir que la bofetada recibida la merecemos, no por una falta moral sino por una falta de atención.

Un joven japonés quiere convertirse en samurai. Va a visitar a un gran profesor de esgrima.
-Maestro, ¿qué se necesita para dominar el arte de la espada? -Se necesita atención.
-¿Sólo eso?
-No. Se necesita atención y atención.

-¿De veras, nada más?
-Atención, atención y más atención...

Esta atención, eje de la meditación zen, consiste antes que nada en observamos continuamente a nosotros mismos. Sin juzgamos, dejando que se manifiesten nuestras debilidades e ilusiones para intentar dominadas... «Atención, tengo miedo de morir, y sólo quien no teme a la muerte puede triunfar... Atención, debo eliminar ese miedo desidentificándome de mi Yo ilusorio... Atención, nada es permanente... Atención, mi enemigo es mi colaborador: juntos haremos de este duelo una obra de arte. Que sea él o yo quien gane no tiene importancia. Lo más importante es nuestro arte.»
Encontramos el mismo mensaje en la leyenda del té: para no dormirse cuando está meditando, Buda se corta los párpados y los lanza a la tierra: en el lugar en el que caen, nace la planta que ahuyenta el sueño... En la Edad Media, la cualidad esencial que se le atribuía al león era que nunca cerraba los ojos, y se decía de él que estaba al acecho con la mirada fija eternamente. Leyendas que aconsejan la atención constante...
Si, por falta de atención, tenemos una mejilla vulnerable, o sea un Yo personal miope, al recibir el golpe deberíamos agradecer ese ataque por habernos hecho conscientes de una debilidad; quien parece que nos castiga en realidad nos está ayudando... El necio, cada vez que le muestran uno de sus defectos, se ofende. En cambio el sabio lo agradece, porque esa crítica le permite superarse.
Quienes obtienen el más alto nivel de Consciencia, y logran despertar al Dios interior, no necesitan arrancar orejas, ni esquivar ataques, ni presentar su segunda
mejilla. Simplemente ignoran la violencia:

Un feroz guerrero, después de ultimar a sus enemigos en el campo de batalla, entra en una pequeña aldea con la espada desenvainada, sediento de sangre. Los aldeanos huyen despavoridos, excepto un viejo monje, que medita sentado junto a la puerta de un templo.
-Todos tus paisanos huyeron muertos de miedo -le dice el guerrero-. ¿Por qué tú, vejestorio, no haces lo mismo? ¡Con esta espada puedo partirte en dos sin pestañear!
-Y yo -le responde tranquilamente el viejo-, sin pestañear, puedo dejarme partir en dos.
Iracundo, el guerrero primero parte en dos al viejo y luego, con feroces tajos, lo despedaza entero. Poco a poco se calma. Observa restos sanguinolentos. Y comprende entonces el inmenso valor del anciano. Se corta la trenza, rompe su espada y ahí mismo, ante las puertas del templo, se sienta a meditar.

Muy pocos en la historia de la humanidad han llegado a tener este nivel de Consciencia. Sin embargo existe un método muy efectivo, al alcance de todos, para vivir en paz y nunca en conflicto. Claro está que para lograrlo se necesita desarrollar una gran paciencia.

Un estudiante pregunta a su maestro en artes marciales: -Maestro, ¿me puede enseñar la sabiduría?
-Sí, puedo.
-Enséñemela entonces enseguida.
-¿Enseguida? De acuerdo. Ve al cementerio, insulta a los muertos y después vuelve para contarme lo que te han dicho.
El estudiante va al cementerio, insulta a los muertos y regresa.
-¿Insultaste a los muertos?
-Sí, Maestro.
-¿Y qué te dijeron?
-Nada, Maestro... No respondieron.
-Entonces ve otra vez al cementerio y adula a esos muertos.
El estudiante va otra vez al cementerio, adula a los muertos y regresa.
-¿Adulaste a los muertos?
-Sí, Maestro.
-¿Y qué te dijeron?
-Nada, Maestro... Nada.
-Ésa es la sabiduría. Tanto si te insultan como si te adulan, no debes reaccionar, como los muertos.

∼✻∼
Consejos de Alejandro Jodorowsky, en Cabaret Místico
Imagen: monochronicle
Montaje de Imagen: Manny Jaef 

Hoy Te Quiero Presentar En 7 Tuits El Retrato De Un Poeta Que Ha Vencido La Duda, El Sufrimiento, El Deseo Y La Densidad. -Alejandro Jodorowsky


∼✻∼
Imagen de archivo: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Que Tu Enfermedad Te Sirva De Escalera

“To­das las enfermedades, hasta las más crueles, eran una forma de espectáculo. En la base había una protesta contra una ca­rencia de amor y la prohibición de cualquier palabra o gesto que evidenciara esa falta. Lo no dicho, lo no expresado, el se­creto, podía llegar a convertirse en enfermedad. El alma in­fantil, ahogada por la prohibición, elimina las defensas orgá­nicas para permitir la entrada del mal que le dará la oportunidad de expresar su desolación. La enfermedad es una metáfora. Es la protesta de un niño convertida en representación”.

Alejandro Jodorowsky, en La Danza de la realidad


∼✻∼
Arte por Mariana Palova
Montaje de Imagen: Manny Jaef 

A Propósito De La Enfermedad... 

Fábulas Pánicas De Alejandro Jodorowsky: Centésima Segunda Fábula (Mayo 25, 1969)