sábado, 31 de enero de 2015

Nueva Sección En Nubes De Dosis Diarias: La Reflexión Lúcida Del Día, De Alejandro Jodorowsky

❝Lo más importante para progresar espiritualmente es aprender a soportarnos a nosotros mismos❞.
__

¿Eres un “sabelotodo” que llegó a la meta o un “estudiante para toda la vida”?

Quien busca progresar espiritualmente sin dependencia alguna, encontrará un camino de libertad y de crecimiento sin límites.

Hoy recordaré: Creo que tengo el derecho a progresar espiritualmente.

Tengo el derecho a ser emocionalmente madur@.

Tengo el derecho a sentirme bien conmigo mism@.

Tengo también el derecho a querer -querer realmente-.

Y también se me ocurre: No se puede progresar espiritualmente mirando hacia atrás.

Todo es más simple,
Manny ☁


El Miedo A Ahogarse En El Agua

El miedo a ahogarse en el agua simboliza la poca confianza en el mundo interior, al mismo tiempo que el temor a que las emociones (el agua) sean tan intensas que nos maten. Por otro lado, personas que temen perder la vida tragados por el mar o en un accidente en la piscina, han sido víctimas de un embarazo problemático.

Ruediger Dahlke, en “La cura interior” dice que “no ahogarse no es una cuestión de técnica sino de no tener miedo. El agua nos lleva si confiamos en ella”. Todas las personas somos capaces de flotar sin moverse. Solamente tenemos que levantar los brazos por encima de la cabeza y entregarnos sin miedo al agua. La persona que aprende a sentirse completa simplemente flotando en el agua, ya ha dado el primer paso hacia la reconciliación con su mundo interior y será capaz de poder soltar en puntos importantes de la vida. El mismo autor dice que el agua es naturalmente también el medio ideal de acogida para todos los ejercicios en donde uno se deja caer, que no es otra cosa que soltarse.

“Dejarse caer con confianza y ser recogido es una experiencia verdaderamente liberadora. Es otra forma de aprender procesos psicológicos de soltarse”. Ruediger Dahlke.

Imagen: Nicola Bealing


Clase De Alpinismo Cósmico Con El Maestro Alejandro Jodorowsky

Nubes De Dosis Diarias: Clase De Alpinismo Cósmico Con El Maestro Alejandr...: La suerte me puso en contacto con un Maestro alpinista. Su primera lección fue: “Todas las montañas son sagradas”. Quiso decir que la creaci...

“Diego Mantra” Para Quienes Se Llamen Diego

Alejandro Jodorowsky: Diego es Di (dos) Egos. Dos egos, es un concepto importante, porque todos nosotros, seres humanos, tenemos dos. Generalmente se le atribuye el Ego a la individualidad creada por nuestra familia, la sociedad y la cultura. En cuanto al Ser Esencial se le atribuye transpersonalidad, a la que se llega matando al ego. Invención fanática de los gurús. Nadie, en esta vida puede desprenderse del ego. El primero, el semi-artificial, es el huevo del Ego Esencial, que de ninguna manera es colectivo, sino que, ¿cómo decirlo en forma clara? es el Cristo de nuestro Jesús... Jesús, mortal, es sagrado. Cristo, inmortal no es como el Buda que es un estado al que todos podemos llegar, es el Cristo personal creado por el Jesús. Jesús nace con una semilla de Cristo, a la que puede hacer crecer y realizar o bien dejarla siempre en potencia, sin despliegue. Esos son los dos egos de Diego, como son los egos del Diablo, dos que hablan.

“El placer de pensar 118”
Texto tomado de Plano Sin Fin


∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Y En Nubes Pedimos: Háblanos De Fluir

“Deja que la rueda gire, que el río fluya, que la fuente y la nube intercambien su locura”.
— Alejandro Jodorowsky

Maestro, ¿cómo defines “Fluir”?

▶ FLUIR: Lograda la unidad interior, aceptar la permanente impermanencia y, como un pez de río, dejarse llevar hacia el océano divino.

Dejarse llevar hacia el océano divino, suena maravilloso, pero, ¿cómo?

Alejandro Jodorowsky: Déjate fluir como un río, sintiendo en todo momento el origen de tu conciencia.

De acuerdo, ¿algunas pistas para conseguir semejante proeza?

Alejandro Jodorowsky: Si quieres ser, aprende a fluir. Si quieres tener, aprende a compartir. Si quieres perdurar, aprende a desaparecer.


∼✻∼
Imagen: Molino de agua por Lucía G. Cabeza, Martina y Celia
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Eneagramas, Eneatipos Y Claudio Naranjo


“Conócete a ti mismo”. Inscripción del oráculo de Delfos

Hace algunos años leí el libro de Claudio Naranjo “Carácter y neurosis” y recientemente he vuelto a releerlo por cuestiones que no vienen al caso. Lo cierto es que el libro que fue escrito en el año 1994 y que lleva como subtitulo una decidida intención “Una visión integradora” de la personalidad. Efectivamente Naranjo pretende en este libro poner al día ciertas cuestiones derivadas del eneagrama a fin de hacerlas corresponder con la psicología científica del siglo XX. Integrar conocimientos diversos procedentes de múltiples campos humanísticos y poner en marcha una herramienta de uso psicológico.

El eneagrama es una formación geométrica muy antigua que es un círculo (la eternidad) en cuyo interior hay inscrito un triángulo, una estrella de cinco puntas, nueve vértices y un numero de polígonos irregulares y regulares en sus intersecciones, lo que llama la atención de este mándala es la convivencia entre elementos lineales, no lineales y periódicos. El eneagrama es pues un arquetipo que fue rescatado por un místico sufí llamado George Gurdjieff para aplicarlo a la mentalidad occidental en su búsqueda “de la verdad”, posteriormente otros investigadores lo usaron para mejorar sus técnicas psicoterapéuticas como Daniel Ichazo aunque su puesta al día moderna le corresponde al propio Naranjo.

Y no podemos en este momento negar que las clasificaciones destinadas a esquematizar lo humano son tan antiguas como la humanidad y que siempre parece que estas intentonas acaban en fracaso o en la confusión de lenguas, así para algunos habrían 9 caracteres, para otros 3, para otros 5 y para otros 12, efectivamente hay algo que se nos escurre entre los dedos a la hora de clasificar lo humano, sucede con la patología y sucede aun más con la normalidad.

La historia de la psicología es la historia de las clasificaciones de la personalidad que intentan atrapar lo humano y hacerlo así predecible y comprobable: Reich, Abraham, Jung y Fenichel desde el psicoanálisis, Sheldon, Eysenck o Cattell desde el conductismo, los propios DSM o CIE desde los consensos internacionales y un sin fin de investigadores han tratado de hacer una nosografía, una mapa de los mecanismos mentales involucrados en lo psíquico con mayor o peor suerte tanto en la normalidad como en la patología sin que aun nos hayamos puesto de acuerdo sobre lo fundamental: ¿existe realmente la normalidad? ¿Es la patología una forma de degradación de los mecanismos mentales comunes? ¿O por el contrario, normalidad y patología son cosas distintas?

Lo cierto es que resulta más fácil clasificar los fenómenos patológicos que los normales quizá porque las personas normales todas se parecen entre si, mientras que es en la psicopatología donde podemos encontrarnos con la singularidad.

Tal y como decía Shakespeare:

“Un átomo de impureza corrompe la más noble sustancia, rebajándola al nivel de su propia degradación”.

Es posible afirmar que el mundo científico de las ciencias de la personalidad se encuentra hoy dividido entre los seguidores de Shakespeare y los que se encuentran en la acera de enfrente, es decir entre los que piensan que entre la normalidad y la patología existe una discontinuidad conceptual.

Naranjo propone una integración de saberes, los propios esotéricos que proceden de la misma tradición del eneagrama lo complementa con la tradición psicoanalítica y trata de integrar incluso las “personalidades homeopáticas” (que no son propiamente personalidades sino patogenesias) haciéndolas coincidir con los constructos mejor conocidos por psicólogos y psiquiatras. Se trata de un esfuerzo considerable y que sin embargo deja al lector más confundido de lo que estaba al comenzar el libro.

El origen de esta confusión en mi opinión procede del hecho siguiente:

La complejidad no se puede esquematizar, hay algo en el ser humano que se muestra díscolo y rebelde con las clasificaciones. Y otra conclusión ciertamente penosa: es muy posible que los distintos sistemas de conocimiento de lo humano no puedan integrarse entre sí, sin perder, a su vez, su propia carta de naturaleza.

Lo que solemos hacer cuando mapeamos la personalidad es que ciertas cuestiones se revelan ciertamente lineales, pero otras se muestran ciertamente confusas, redundantes o contradictorias.

Los eneatipos descritos por Naranjo (9 tipos) se encuentran descritos en esta web y no voy a repetirlos sino para decir que en una primera lectura tienen suficiente base empírica, es decir son reconocibles por cualquier persona con cierta formación psicológica. El problema procede del hecho de que los eneatipos fueron construidos y pensados para el auto-diagnóstico, es decir no tanto para ser usados profesionalmente para el diagnostico, los profesionales ya conocen los distintos mecanismos mentales involucrados en cada una de estas personalidades presididas por una pasión (una motivación) y una fijación (una forma de entender el placer). Los eneatipos más que nichos nosográficos son pues símbolos donde cada cual ha de buscarse a sí mismo como una forma de saber algo sobre sí.

Y entonces volvemos al principio de este post. Efectivamente, conocerse a uno mismo es la mejor forma de mantener y promocionar la salud mental y optimizar los rendimientos de cada cual según su propia orientación.

Pero este asunto de conocerse a uno mismo tiene muchas dificultades. La primera dificultad es el autoengaño, la segunda la falta de vocación introspectiva (típica del tipo IX) y la tercera el goce adherido a las propias fijaciones o al desarrollo personal de cada pasión. La cuarta es nuestra adherencia a la máscara, es decir a aquello que creemos ser o aparentamos (tipo III) y no tanto a lo que realmente somos. Por último no existe posibilidad alguna de llegar a un conocimiento de sí mismo sin la ayuda especular de otro. No existe conocimiento acerca de uno mismo de forma aislada del contexto y mucho menos del Tu.

Conocerse uno mismo implica a un testigo, un guía, un maestro o un terapeuta.

Trate usted de identificar su propia pasión en este esquema del propio Naranjo donde cada vértice tiene inscrita su pasión particular. ¿Cual es la suya?

Naturalmente existen pasiones mas deseables que otras, ¿quien estará dispuesto a admitir que la suya es la envidia (tipo IV) o la vanidad (tipo III)? Ciertas pasiones son más deseables que otras y para aceptar la pasión central de cada cual es necesaria cierta dosis de honestidad intelectual.

El propio Naranjo afirma en su libro que los eneatipos no son una clasificación sino un método de autoconocimiento. Soy de la misma opinión: los eneatipos son símbolos donde proyectarse como sucede en la astrología o en el tarot, no sirven para predecir en el sentido científico sino para transformar. Se trata pues de un método de autoconocimiento más que una sistema clasificatorio sobre los seres humanos.

Pero si es un método de autoconocimiento entonces habremos de concluir que no se puede transmitir, pues ninguna experiencia individual puede transmitirse, es decir se trata de un camino (el cuarto camino de Gurdjieff) que se recorre como un método de iniciación.

Lo realmente contradictorio del conocimiento humano es que sólo puede ser trasmitido aquello que es demostrable, mientras que las singularidades parecen resistirse a su enseñanza. El camino que recorrió cada cual para llegar donde llegó es algo que queda por afuera de las posibilidades humanas de transmisión.

Si tienen ustedes hijos, alumnos, pacientes o simplemente personas a su cargo ya saben a qué me refiero.

Lo cual es lo mismo que decir que una psicología que no de cuenta de este hecho incierto que podríamos llamar espiritual es una psicología coja, científica si, pero tan científica que corre el riesgo de no servir para nada al estar divorciada de la esencia de lo humano: la impredictibilidad y la discontinuidad de los fenómenos de la mente.

Autor: Francisco Traver Torras
__

Diálogo vía Twitter 
Preguntan a Alejandro Jodorowsky en Twitter:
- @PaolaRubioS: ¿Cuál es tu eneatipo?
Respuesta: El central: el 10.


∼✻∼
 Imagen: Eneagrama
@alejodorowsky en Twitter

A Propósito Del Eneagrama...

Reseñas Pánicas: Los Ojos Del Gato


A fines de los ’70, el escritor Alejandro Jodorowsky y el dibujante Jean Giraud (Moebius) lograron una obra pequeña y secreta llamada Los Ojos del Gato, que fue el primer trabajo que marcaría el rumbo de estos dos autores.

Desde Egipto con amor

La amistad entre Jodorowsky y Moebius no surgió por esta obra sino por la colaboración en la película que nunca se hizo de Dune, basada en la novela de Frank Herbert, a comienzos de los ’70. Moebius fue quien hizo todos los diseños de los personajes y los storyboards pero ni siquiera con eso bastó para que se hiciera el film. Luego de ese gran esfuerzo de Jodorowsky de buscar a varios guerreros espirituales para trabajar en ese proyecto que no se pudo concretar, el escritor decidió que su próxima aventura con Moebius sí tendría publicación y éxito, y sería nada menos que El Incal, una de las obras más importantes de la historieta a nivel mundial y de la década de los ’80. Sin embargo antes la dupla haría Los Ojos del Gato, una obra extraña que fue publicada en la antología de historietas Metal Hurlant, y que buscaría mezclar la poesía del chileno con la imaginación del francés.

Los Ojos del Gato es una historia sobre un adolescente ciego que busca los ojos de un gato egipcio. Su fiel mascota Méduz, un ave, cumple el rol de cazador y es quién lo ayudará en la aventura. Jodorowsky relaciona a Bastet, la diosa de los gatos en la mitología egipcia, en esta fábula para expandir el conocimiento y las sensaciones frente al mundo. El niño sufre un rito iniciático al ver a través de un animal y percibir otras sensaciones, ya que antes estaba cegado y este cambio le genera un mar de percepciones. El escritor no sólo demuestra con pocas palabras su maestría como poeta sino que también tiene reminiscencias con una de sus primeras obras, Cuentos Pánicos, ya que todos los personajes sufren cambios para encontrar su propio destino.

El tema de la obra es el cambiar tu visión del mundo para encontrarte a vos mismo y redescubrirte. Es por eso que al final Jodorowsky escribe: “La próxima vez, me traes los ojos de un niño”, el acto brutal de que el personaje tenga la inocencia y la frescura de un niño en sus ojos demuestra que el autor pretende que el protagonista no sólo se reencuentre con algo de la infancia sino que también busque algo olvidado en su infancia.


“Siempre me ha costado dibujar gatos...”, escribió Moebius en la introducción de la obra, lo cuál no sólo genera risas sino que demuestra que inclusive uno de los artistas más influyentes de la historieta tiene debilidades. Moebius busca la figura de la mascota egipcia pero no olvida la sensibilidad terrenal, para que el lector se sienta identificado con el animal. No hay viñetas sino un dibujo en cada página que muestra al dibujante en su faceta más detallista, con un trazo por momentos en la línea de Gustave Doré.

Antes de escribir esta obra, Jodorowsky había hecho historietas muy interesantes como Aníbal Cinco y Los Insoportables Borbolla con Manuel Moro, y Fábulas Pánicas, que eran dibujadas por él mismo. Acá vemos a otro autor, ya que su incursión en el cine durante toda la década de los ’70 lo cambió, lo evolucionó y le perfeccionó la técnica en la comunicación de poesía porque las películas El Topo y La Montaña Sagrada le generaron aventuras con actores y un refinamiento en su sensibilidad. Esto queda comprobado en ambos films, ya que cada uno tiene un mensaje muy particular acerca de la religión y la política. Los Ojos del Gato muestra a dos autores que abren su corazón para compartirlo con el lector, ya que la sensibilidad del protagonista no sólo es alterar su visión sino también la de reflexionar.

La edición más interesante que hay de Los Ojos del Gato es la de Norma, que la publicó en España en formato tapa dura en 2010. En Estados Unidos fue editada por Humanoides pero el problema es que es muy cara, ya que apenas tiene 56 páginas y vale 35 dólares de tapa. Esto no es un santo grial de ninguno de los dos autores y se consigue en el país sin mayor dificultad.

Fuente: Comiqueando

∼✻∼
Imágenes: Cómic Los Ojos del Gato (Jodorowsky + Moebius) 


Los Ojos Del Gato (Jodorowsky + Moebius) En Formato PDF




Los Besos En Los Tweets De @alejodorowsky

Las estrellas vieron crecer nuestro beso desnudo hasta tocar el fuego escondido.
La lluvia que prefiero es la de tus cabellos sobre mi rostro cuando te beso.
¡Que las otras se guarden sus besos, me quedo con tus mordiscos!
Pero un mordisco tuyo vale más que el beso de otras.
Beso la sombra de tu invisibilidad.
Un beso no sirve para nada hasta que lo divides en dos.
Olvido tus besos recibidos. Sólo recuerdo tus besos prometidos.
Un beso tuyo cuando vago perdido y sin raíces por un mundo que aunque mío me presentan como ajeno, basta para sostener mi alma.
Llenaré con besos las manos que piden.
Si lo das al aire, un beso no es nada. Amar es compartir.
Propongo que el dinero se substituya por besos en las manos.
Esos besos tan intensos me hicieron perder la memoria. Ahora no sé quien soy, lo único que recuerdo son tus labios.
Guardo tus besos, elimino tus puñaladas.
Espero haberte sido útil. Un beso con lentejuelas y un abrazo sin cocodrilos. Gud bay. BI japi.


∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

También Puedes Ver...

viernes, 30 de enero de 2015

Nueva Sección En Nubes De Dosis Diarias: La Reflexión Lúcida Del Día, De Alejandro Jodorowsky

❝Antes de tratar y poder, tienes que desear de verdad❞.
__

¿Te estás dejando llevar por los deseos de los demás, por lo que deberías querer en vez de lanzarte en busca de lo que deseas de verdad?

También dijo Alejandro: ¡Es difícil desear de verdad! Si no se tiene es porque no se quiere. El deseo más importante es desear dar.

Y también se me ocurre: Cuando deseas algo de verdad, el universo entero conspira para que lo consigas.

Deseo menos que nunca, pero deseo de verdad
Manny ☁


Y En Nubes Pedimos: Háblanos Del Esfuerzo

“¿Te esfuerzas por enseñarle a las nubes en convertirse en lluvia? No desesperes, lo que tiene que llegar llegará”.
— Alejandro Jodorowsky

Maestro, ¿cómo defines “Esfuerzo”?

▶ ESFUERZO: Arte de seguir adelante en la consecución de los objetivos aunque no haya fuerzas para hacerlo.

¿El amor requiere ESFUERZO?

Alejandro Jodorowsky: No confundas el amor con el esfuerzo que haces para que exista.

Mi novia y yo tenemos personalidades fuertes, hay que hacer un esfuerzo para evitar las peleas. A veces parece más fácil pelear que hacer el esfuerzo por evitarlas, ¿qué hacer? 

Alejandro Jodorowsky: Déjalo ya. Por más que te esfuerces nunca enderezarás la cola de un puerco.


∼✻∼
Imagen: Clouds by Elia Mervi 
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

¿Quieres Que Tu Vida Cambie? ¡Cambia Tus Pensamientos!

Nubes De Dosis Diarias: ¿Quieres Que Tu Vida Cambie? ¡Cambia Tus Pensamien...: Alejandro Jodorowsky: Cuando pensamos, no sabemos. Pensamos para comprender. Debemos continuar pensando aunque no comprendamos lo que pensa...

¡Cambiar Es Posible!

“Detrás de la pésima marioneta, 

hay un pésimo marionetista.

Mejor cambiar de obra.

Mejor cambiar de teatro”.

Brontis Jodorowsky



∼✻∼
Imagen: The wind of change by Propaganda-Panda
Montaje de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

La Fábula “El Buey Y La Carreta”, Por Alejandro Jodorowsky

Alejandro Jodorowsky: Recorriendo las calles de Nueva York, llenas de enormes rascacielos, inmensas tiendas, ríos de ciudadanos dedicados a comprar y consumir, incesante publicidad, despilfarro de energía, recordé una fábula que escribí hace muchos años, “El buey y la carreta”:

Aquella flamante carreta tenía inmensas ruedas de acero con incrustaciones de oro. Sus ejes eran robustos y pesados, cubiertos de finísima grasa extraída de animales engordados especialmente para eso. Sus paredes, decoradas por por los mejores artistas de la comarca, emitían brillos diamantinos. Pero esa belleza no disminuía la fuerza extraordinaria de sus varillas. El carromato podía cargar un cerro de monedas y joyas... Le uncieron un buey. El animal, tan rápido como el peso que arrastraba se lo permitía, avanzó por el camino, silencioso y resignado. A cada metro, la emperifollada carreta lanzaba crujidos profundos. Los que la observaban decían con admiración: “¡Es una carreta noble: sufre, le cuesta transportar el tesoro, pero cumple!”... Pasó el tiempo. Al buey comenzaron a notársele las costillas, y a su hondo resuello se mezcló una tos cavernosa. Nadie la tomó en cuenta: todos tenían ojos sólo para la carreta. “¡Qué bien pasan los años por ella, sigue brillando como siempre a pesar del enorme esfuerzo que hace! ¡Es digna de un premio!” Ignorando la miserable presencia del buey, le otorgaron un diploma al carromato. Y lo aplaudieron. El animal; desnutrido, agotado por el esfuerzo continuó, comenzó a tambalearse y tropezar. Lo apalearon por inoportuno, malagradecido y perezoso. Convertido en un anguloso paquete de huesos y pellejo, el buey murió expectorando una sangre tan pálida que parecía agua. Junto a él se quedó la carreta sin poder moverse a pesar de todos los diplomas, condecoraciones y aplausos.

∼✻∼
Ilustración: “The Wagon” by Mat Pringle
Intervención de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

El Loco y El Ermitaño En La Poética De Alejandro Jodorowsky. El Fragmento Como Pensamiento Viajero (Quinta Parte)


Para el gesto literario y la apreciación que hacemos de la inscripción de la (H) de Jodorowsky, debemos explicar una nueva inquietud que se aparte de la escritura cotidiana para acercarla a la escritura literaria. Pues habría en la literatura, un delirio de la búsqueda de la ausencia de sentido y de la muerte como no existencia. Es como si la escritura al nombrarse y hacerse presente quisiese someterse al abandono que la literatura le entrega ofreciéndole la posibilidad de tornarse sin sentido. Es su ambigüedad contenida y, por ello, Jodorowsky nos debe indicar que hubo antes otra escritura con otro sentido. Es la parte irónica de la significación que la literatura muestra como significancia desastrosa. Para saberlo es necesario sospechar de la ambigüedad de la palabra en la literatura. Por un lado, la palabra resulta constituirse y materializarse, por otro, es presencia diferida, se encuentra en otro lugar. Palabra: presente/ausente. Palabra: brillando por su ausencia.

De esta manera podemos indicar que la noción de fragmento y desastre pueden también ampliarse para develar el mismo carácter posible e imposible que la ficción literaria carga, ya que en su juego se recurre a su garantía inestable. Consideramos que Jodorowsky y Blanchot dialogan al momento de evidenciar mediante la reflexión de los márgenes de la escritura, la sospecha de la ambigüedad del lenguaje, duda legítima de la que la literatura se habría preocupado mediante su falta de pretensión en la verdad.

alzo mi lámpara en medio de la locura y la ignorancia.
Semejante a una luciérnaga mi resplandor es un llamado
La conciencia no me sirve, es un ojo que flota en la nada
Indiferente el mundo me expulsa hacia un futuro múltiple
Donde el azar me otorga uno de sus innumerables caminos,
Anillo absurdo que otorga como final el regreso al origen.
(Jodorowsky, Yo 79)

Esta simbología de la iluminación es la que apreciamos en la apertura del camino que ofrecen estos versos indicativos. Por un lado tenemos cierta “certeza” cuando accedemos a la palabra que estaría dada por su presencialidad. De esta forma, El Ermitaño es quien ilumina y hace posible el encuentro con lo que se ha destacado desde la oscuridad.

17
Vida tras vida
avanzo hacia el origen
Mi patria son mis zapatos
(Jodorowsky, Piedras 17)

Ciertamente, en Nietzsche y Heidegger hemos encontrado pensamientos emparentados con la poética fragmentaria que encontramos en Jodorowsky. De Heidegger, hemos encontrado la indicación de buscar “claros en el bosque”, para hacer alusión a la búsqueda incesante que el radical encuentro con el pensamiento nos (des)orienta. De esta manera, la filosofía de estos “maestros de la sospecha” ha minado el pensamiento de la poética jodorowskyana) con el radical vacío e inestabilidad que traen consigo.

Es necesario indicar que la “vida” y textualidad en Jodorowsky se encuentran íntimamente relacionados, pues el pensamiento del viajero es pensamiento de la imaginación delirante del mundo, del Ser en el encuentro con “el canto de sirenas” blanchotiano. Jodorowsky abandonó Chile en los años cincuenta, a los 23 años, con dirección a París. En su libro Psicomagia, una especie de autobiografía ficcional, asegura que al subir al barco que lo llevaba rumbo a lo desconocido “arrojé mi libreta de direcciones al mar”, por lo que apreciamos una impostura del desprendimiento. Tal referencia la encontramos también poetizada y reflexionada en el desasimiento de estos versos:

14
Deja que me disuelva en tu memoria
Para endulzarla en mi olvido
(Jodorowsky, Piedras 15)

55
Irse en el viento
con una voz de agua
(Jodorowsky, Piedras 36)

Jodorowsky, el artista del desastre, nos muestra que el mundo está sin límites frente a nosotros y que la extraña relación que nos hace seres del universo múltiple es también la posibilidad de una solidaridad inmanente que existe en cuanto somos infinito devenir continuo de todos los hombres.

Creemos que en Jodorowsky se supera una antigua preocupación, ya “tardío humanista”; la desconfianza hacia la escritura. Aquella duda que ya Sócrates planteó al señalar que no era posible confiar en la otrora “nueva” tecnología llamada escritura. Pues, para Sócrates, lo extraño, lo imposible de la escritura, era el hecho de que no traía consigo la garantía que un hombre podría darle. Cuando se escribe, la escritura expulsa a su autor y con ello ya no es posible interrogarla, ya no se puede preguntarle nada, pues no hay garantes que le defiendan o le apoyen. Si esto es así ¿cómo es posible confiar en ella? Para Sócrates, un filósofo de la certeza y la verdad, esta preocupación lo llevó a alejarse de la escritura, rechazándola hasta la muerte por su falta de verdad. Esa verdad que resulta indicativa pero no verdadera ni esencial, ni significativa. La verdad devino cadena de simulacros. Una lectura envuelve a otra, como ya lo dijo Borges, una lectura en “un enjambre de sueños”.

Fin

Autor: Cristian Cisternas Cruz
Imagen: The Pictorial Key Tarot

¿Alfabetizado Para Qué?

“Escuela... Enseñanzas llenas de palabras que ya no valen, pero que nos enseñan a respetar como si fueran el mundo actual”.
— Alejandro Jodorowsky 

Está claro que estar “alfabetizado para seguir en el circuito escolar” no garantiza el estar alfabetizado para la vida ciudadana. Las mejores encuestas europeas distinguen cuidadosamente entre parámetros tales como: alfabetizado para la calle; alfabetizado para el periódico; alfabetizado para libros informativos; alfabetizado para la literatura (clásica o contemporánea); etc.
Pero eso es reconocer que la alfabetización escolar y la alfabetización necesaria para la vida ciudadana, el trabajo progresivamente automatizado y el uso del tiempo libre son cosas independientes. Y eso es grave. Porque si la escuela no alfabetiza para la vida... ¿para qué y para quién alfabetiza?

Emilia Ferreiro



∼✻∼
Ilustración: Mónica Carretero
Intervención de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

Crear Un Ambiente Propicio, Por Walter Bateman

“El principal objetivo de un educador debe ser formar autodidactos. El mejor profesor que encontrarás en tu vida eres tú mism@”.
— Alejandro Jodorowsky

Crear ambientes propicios es una de las funciones a las que debe tender un buen maestro. Producir verdaderamente un espacio en donde pensar y preguntar, en donde se puedan producir situaciones fecundas para el pensamiento. Veamos un ejemplo bastante completo que nos ofrece W. Bateman en su libro Alumnos Curiosos (preguntas para aprender y preguntas para enseñar):
“Si usted desea probar la técnica de enseñanza por medio de la indagación sin sumergirse completamente en ella, inténtelo haciendo una pregunta antes de una buena clase. Luego, déles a los alumnos tiempo para pensar. Tiempo, y eso significa aceptar el silencio. Primero le devolverán la pregunta. Sonría y espere. Finalmente alguien se acercará con una repuesta tentativa. Si usted está de acuerdo, no lo diga. Sólo sonría. Vuélvase a otro alumno y pregunte:
- ¿Estás de acuerdo con eso?
Sea cual fuere la respuesta que le den, continúe devolviéndolas hasta que alguien comience a apoyar una postura con hechos y argumentos. Después de esto, usted puede dar comienzo a la clase”.


∼✻∼
Ilustración: Irina Dobrescu
Intervención de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

jueves, 29 de enero de 2015

Nueva Sección En Nubes De Dosis Diarias: La Reflexión Lúcida Del Día, De Alejandro Jodorowsky

❝La conciencia aparece cuando abandonamos un hábito llamado “vida normal”.❞
__

¿Qué es “normal”?

Realmente todo lo que se refiere a frases o mandatos de comportamiento, o ser alguien normal, o llevar una vida normal, de verdad que aterra, porque esto trae un mensaje subliminal que no es ni más ni menos, de que pierdas tu propia identidad y autenticidad.

Hemos venido a esta vida a trascender, a dejar una huella y eso solamente se puede conseguir siendo auténticos, transparentes, sinceros y esto lo traemos todos, está en cada uno elegir en SER uno mismo o simplemente perderse en la manada como alguien “normal”.

Y también se me ocurre: Si por “normal” calificamos a todo aquello que no se sale de la norma, definitivamente hace falta un toque de “anormalidad” para conquistar nuestros sueños.

Estaría durmiendo a estas horas si llevase una vida normal,
Manny ☁


Alejandro Jodorowsky: La Energía Sexual Parasitada Produce Tres Deformaciones

Nubes De Dosis Diarias: Alejandro Jodorowsky: La Energía Sexual Parasitada...: “La energía sexual es sagrada. Dejo de negarme a mí mismo y de ocultarme”. — Alejandro Jodorowsky Alejandro Jodorowsky: Una energía sex...

Y Tú, ¿Qué Camino Eliges?

Para los que elijan caminar en la noche oscura; les dedico este mensaje de Alejandro: 

“En la noche oscura, hombres vestidos de negro cazan una luciérnaga”.

Buscamos una verdad que en nuestra ceguera se hace esperanza.
__

Para los que elijan caminar en el día luminoso, les dedico este otro mensaje de Alejandro: 

“De pronto un día luminoso nos baña los huesos

los dolores se convierten en pájaros de azúcar

y en el pecho se nos abre una mano invisible”.



∼✻∼
Imagen: The streets on my wall by SLpImpressions
Montaje de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

Y En Nubes Pedimos: Háblanos De Erección

Maestro, ¿cómo defines “Erección”?

▶ ERECCIÓN: Mi cuerpo amándote.

Pero dígame, ¿cómo hace una dama para tener la vagina mojada todo el tiempo?

Alejandro Jodorowsky: Simpático idiota, es igual que si me preguntaras ¿cómo hace un hombre para tener el sexo erecto todo el tiempo?

No se enoje maestro. Le cuento, mi padre me sigue tratando como a un niño, ¿qué hacer?

Alejandro Jodorowsky: Desnudo frente a él, y con el sexo casi erecto, orina en sus zapatos.


∼✻∼
Imagen: Erection by Tom Vidar Johannessen
Montaje de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

Psicomagia Para Superar Problemas Sexuales: Vaginismo, Eyaculación Precoz, Anorgasmia, Inapetencia

Diálogo figurado entre un ego libidinal enfermo y un psicomago:

-Ego libidinal: Me da vergüenza confesarlo, pero tengo eyaculación precoz

Psicomago: Es posible que estés invadido por teorías y doctrinas, algo que resulta inútil y negativo ya que tú tienes tu propia sabiduría. Es el peso de esas ideas el que puede conducir a la frigidez, a la impotencia o a la eyaculación precoz.

-Ego libidinal: parece que me obsesiono y por muy competitivo que parezco, al final siempre fracaso.

Psicomago: Te aconsejo comprar un cronómetro, medir cuantos segundos tardas en eyacular y, por ejemplo, si son ocho segundos, prográmate para batir ese récord y eyacular en 7 segundos. Como tienes la orden de fracasar o de no cumplir la orden, fracasarás y te demorarás mucho más allá de esos siete segundos.


-Ego libidinal: Me siento frustrada, con más de treinta años y aún no sé lo que es el orgasmo

Psicomago: El orgasmo no puede realizarse porque tu parte animal no tiene la posibilidad de manifestarse en todo su poder. Tu energía sexual no es brutal, y sin embargo es poderosa. Has de vivirla como tal, sin tener miedo de ella, sin quedar reprimida por absurdos frenos emocionales.

-Ego libidinal: provengo de una familia católica, el acto sexual es un deber marital, no una fuente de placer… incluso hablo bajito para expresar un deseo.

Psicomago: Haz el amor con tu amante a media noche y grita durante cinco minutos como una bestia salvaje imitando un orgasmo cósmico, tan intenso que despierte a todos lo vecinos. Al tiempo debe destroza una Biblia. Luego, recoge las hojas arrancadas, prensarlas en forma de pelota, untarlas de miel y envíasela a tu abuela materna.”


-Ego libidinal: se me fue el deseo...

Psicomago: El deseo desaparece en un cuerpo que se fosiliza, que no se permite gozar de la vida, es un cuerpo muerto que hay que resucitar.

-Ego libidinal: ¿Cómo?

Psicomago: Antes de realizar la unión sexual, has de pedir a tu amante que te acaricie el sexo con una pluma de pavo real durante media hora. Cuando seas penetrada, y mientras el hombre realiza sus movimientos pélvicos, debes reventarle, uno a uno, un huevo crudo en la cabeza exclamando: «¡Toma!». Si después de estrellar diez huevos no has tenido tu orgasmo, deberás simularlo lo más exageradamente posible y luego, durante siete días, por la mañana al despertarte y por la noche antes de dormir, repetirás esta simulación.

Texto tomado de Plano Sin Fin


∼✻∼
Imagen: Freedom With You by Khoi Nguyen 
Montaje de Imagen: Manny Jaef
@alejodorowsky en Twitter

Psicomagia Aplicada Para Superar La Frigidez

Nubes De Dosis Diarias: Psicomagia Aplicada Para Superar La Frigidez: En el inconsciente colectivo la mitología permanece activa y puede actuar, de forma sutil, sobre nuestra realidad. Aunque hayamos olvidado e...

Gabriela Rodríguez En Argentina. Seminario De Psicogenealogía, Psicomagia Y Taller De Tarot De Marsella











Gabriela Rodriguez en Argentina. 
Córdoba, Rosario y Buenos Aires.
Seminarios de Psicogenealogía, Psicomagia y Tarot de Marsella

Gabriela Rodríguez Estudió Diseño Teatral en la Universidad de Chile y por más de 30 años ha estudiado los lenguajes simbólicos del inconsciente a través del Tarot, la Astrología, el análisis de sueños, la mitología universal y el trabajo de Carl G. Jung.

Al mismo tiempo iba complementando y desarrollando su camino de aprendizaje con chamanes y curanderos en la selva del Perú, México, Venezuela y Cuba.

Finalmente sintetiza su conocimiento en el trabajo y colaboración por más de 20 años con Alejandro Jodorowsky, con quién aprendió directamente la Psicogenealogía y la Psicomagia.

Actualmente integra y desarrolla la experiencia del Tarot y la Psicomagia y todo el universo simbólico a través de la realización de talleres grupales y consultas personales en varios lugares del mundo: Chile, Argentina, Uruguay, Perú, Italia y España.

Más información: http://www.seminarios.espaciolila.com/

Sobre el Seminario de Psicogenealogia y Psicomagia en ROSARIO
Información: http://www.psicogenealogiarosario.espaciolila.com/

Entrevista con Gabriela Rodríguez:

El Loco y El Ermitaño En La Poética De Alejandro Jodorowsky. El Fragmento Como Pensamiento Viajero (Cuarta Parte)


En la nota introductoria al libro de Poemas “Yo, el Tarot”, Alejandro Jodorowsky nos dice: “El Ermitaño, que podría ser L´ (H)ermite, lleva una h inicial (conservada de la ortografía medieval), es decir L´ Hermite. Los que se dicen iniciados lo justifican porque creen que el personaje encarna al Dios Hermes”. (Jodorowsky Yo, 11). En su destacada conferencia La diferencia, Jacques Derrida, a propósito de la deconstrucción del logocentrismo señala que el proceso de desmontaje de la escritura como estrategia de desestructuración metafísica reconoce que durante la tradición occidental, incluido el último Heidegger, la escritura ha sido vista como una instancia suplementaria al servicio de la palabra. El privilegio esencialista de esta tradición del logocentrismo se ha sustentado en ideas preconcebidas a partir del pensamiento determinista en el cual la palabra vendría a constituir una especie de soporte del pensamiento, entendiendo una realidad representativa exterior de las ideas. Se cree con anterioridad que el pensamiento radicaría en la mente y las palabras, entonces, harían presencia de estas ideas. Incluso, señala Derrida, la escritura vendría a ser considerada como un simple mecanismo en donde la expresión de la palabra oral se traduciría para su comprensión. Esta desconfianza socrática en la escritura se habría impuesto hasta ahora, considerando como supuestos incuestionables las nociones de palabra y presencialidad. Para Derrida, el fenómeno de significación del signo entendido de esta manera, siguiendo aún a Saussure, considera el significante y el significado como fuerzas independientes en cuanto unidad y presencialidad, al creerlas como entidades separadas pero que en el fenómeno de significación advendrían de la mano. La deconstrucción derridiana del signo como entidad binaria provendría entonces de concebir el significado y el significante como presencialidad, lo cual resultaría incompatible en cuanto a que la misma significación recurre a un mundo idealista en donde estarían los referentes. Así, Derrida termina por nunca asignar a la escritura la hegemonía que el fonocentrismo otorgaba al signo en su manifestación oral.

El privilegio del centro en la deconstrucción derrideana ubica a la escritura en un lugar por “sobre los lenguajes” en la medida en que éstos siempre resultarían como manifestación de un código particular de interpretación. De esta forma la acotación de la lectura de la “H” en la carta del tarot del (H) ermitaño constituye un particular ejemplo de la escritura como manifestación de la interpretación particularizada de un lenguaje. La carta del Tarot le sirve a Jodorowsky para reseñar cierta cita a la tradición medievalista del personaje que encarna la carta. La “H” se constituye en el residuo escritural de la tradición de los iniciados medievales y, por ello, en la escritura grafemática aún se manifiesta de manera presencial aunque no sea reconocida en su presencia oral. La escritura como restante, siguiendo a Derrida, es la diferencia necesaria para la lectura de la escritura en cuanto ausencia o presencia diferida. Para nosotros, que deseamos aportar una interpretación más es, también, el residuo de un agujero negro del tiempo. La “H” del (H)Ermitaño es el encuentro en el Aleph del tiempo de la escritura, en cuanto la escritura, siguiendo a Blanchot, sería el momento de la ausencia de tiempo. Nuevamente, la figura de un aleph borgeano, un tiempo-espacio de todos los tiempos-espacios.

La descripción del (H) Ermitaño evoca la luz que ilumina el instante y no la totalidad. Incluso, sin asistirse de la conciencia, evadiendo la sujeción racional para invitar a la precaria sujeción de lo intuitivo.

El juego de la inscripción de la (H) se despliega sobre lo indeterminado del fenómeno de la significación pues el encuentro con sus devenires alternantes invita a múltiples órdenes, a la manera de un collage de la ficción significativa. La inscripción de la (H) indica, al menos, la ausencia de la correspondencia entre universo superior fonético y abismo grafémico, es decir, la antigua comprensión de la escritura entendida como un lugar divino en donde existiría un ordenamiento y jerarquías claras, por lo menos, en el predominio de la foné por sobre la grammé. Al mostrar la (H), entonces, se enuncia una escritura que es paradójica y ambigua, en palabras de De Man, ya que, al menos, es siempre presencia y ausencia a la vez. Sin embargo, el juego de la escritura no acaba en un envés, pues el gesto literario de Jodorowsky sería el de traer al mundo la mitología simbólica de Hermes, el (H)ermitaño, que coincidentemente es el dios de la escritura. De esta manera, no resulta tan azarosa la elección literaria mística de escoger la interpretación poética del arcano Le H’ermite y, sobre todo, la aclaración de su dirección hacia Hermes. Afortunadamente, Maurice Blanchot nos habla de la muerte implícita que involucra a la palabra y el lenguaje evocando la paradoja inquietante que carga consigo y que Jodorowsky devela en este mínimo gesto escritural. Por un lado, la palabra evoca, es decir trae desde otro mundo la tranquilidad que la comunicación nos entrega. En este sentido palabra-lenguaje-comunicación “calman las aguas” al enunciar el Ser. Hay palabra, “se dona”, pero al mismo tiempo “se suprime”: “Para que pueda decir: esta mujer, es preciso que de uno u otro modo le retire su realidad de carne y hueso” (Blanchot De Kafka, 43). Esta explicación dada por Blanchot, nos recuerda la aparición de la muerte en la palabra, y la distancia a la que ella invita. El decir que la palabra está muerta nos revela que es posible de ser distanciada lo suficiente del sueño vital del Ser, que habita en esa posibilidad de separación. La palabra evoca al Ser pero dejándolo olvidado. Jodorowsky se acerca de esta manera a lo que modernamente hemos considerado como literario, pues el mismo Blanchot nos indica que mostrar la palabra en una primera zona, sería el equivalente del lenguaje cotidiano, aquel lenguaje común en el que las palabras y las cosas o el “nombre” y las cosas, se entienden porque se sabe que la palabra ignora la existencia de lo que presenta. Cuando nombro las cosas del mundo la no existencia de eso nombrado es trasladada a la palabra. Este traslado, entonces, restituye lo que contiene al Ser y que es abandonado en el paso al nombramiento, pero que es restituido a sí mismo en el mismo instante de la pérdida. De esta manera, hay pérdida pero adviene la posibilidad de la sustitución. El trueque del Ser en la palabra.

Continuará...

Autor: Cristian Cisternas Cruz
Imagen: Tarot of the Elves

Alejandro Jodorowsky Y Su Interpretación De La Alquimia


Jung interpretó la Alquimia desde un punto de vista psicoanalítico, Yo hoy haré lo mismo de manera psicomágica. En la carta 16 del Tarot Restaurado emergen de una torre tres escalones que llevan a la libertad: son las tres metas de la Alquimia. Las 3 metas de la Alquimia:

1: cambiar metal vil en oro.
2: obtener el disolvente universal.
3: crear el elixir de larga vida: inmortalidad.

El metal vil simboliza al ego, compuesto de 4 elementos:

Tierra, cuerpo.
Agua, sexualidad.
Fuego, emocionalidad.
Aire, intelecto.

La Alquimia transmuta la corrupción en pureza, la crueldad en compasión, el egoísmo en generosidad, la oscuridad en comprensión.

Obra en negro sobre el cuerpo.
Obra en blanco sobre el sexo.
Obra en rojo sobre el corazón.
Obra en amarillo sobre el intelecto.

Nigredo, Albedo, Rubedo, Citronitas. Realizadas las 4 obras, el ego oscuro se hace luminoso, refleja la luz del alma. El ego no muere ni desaparece, se transmuta. El ego animal, de plomo, por cambios suicesivos llega a ser un ego divino, de oro. El ego de oro, transparente, se hace servidor del Ser esencial, auténtico, que llamos alma, no crea, solo transforma y transmite.

Se llama al ego impuro: “Elefante hediondo”.
Se llama al ego purificado: “Elefante perfumado”.

En el escalón 2, se busca algo que pueda disover a toda clase de materia, deseo, sentimiento, idea. Se elimina la forma por el contenido. El disolvente universal es el amor sin posesión. Sin poseer nada, amas todo. No siendo nada, lo eres todo. No sabiendo nada, lo sabes todo. El disolvente universal disuelve lo que está separado y lo integra a la unidad.

En el escalón final, elíxir de larga vida, disuelto el cuerpo, ego y esencia juntos forman un alma que vive tantos años como vive el universo.

Alejandro Jodorowsky

∼✻∼
Imagen: Tarot of the Ascension
@alejodorowsky en Twitter

miércoles, 28 de enero de 2015

Nueva Sección En Nubes De Dosis Diarias: La Reflexión Lúcida Del Día, De Alejandro Jodorowsky

❝En cada mediocre acecha un tirano❞.
__

¿Las actuales democracias, son la tiranía de los mediocres?

Siempre hay mediocres. Son perennes. Lo que varía es su prestigio y su influencia.

La tiranía del clima es absoluta: nivelarse o sucumbir. La regla conoce pocas expresiones en la historia. Las mediocracias negaron siempre las virtudes, las bellezas, las grandezas, dieron el veneno a Sócrates, el leño a Cristo, el puñal a César, el destierro a Dante, la cárcel a Galileo, el fuego a Bruno.

Políticos sin vergüenza hubo en todos los tiempos y bajo todos los regímenes; pero encuentran mejor clima en las burguesías sin ideales.

Del Libro “El Hombre Mediocre”
José Ingenieros

Y también se me ocurre: Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano.

Huyamos de la mediocridad,
Manny ☁


Método Para Leerte El Tarot A Tí Mism@, Por Alejandro Jodorowsky

Nubes De Dosis Diarias: Método Para Leerte El Tarot A Tí Mism@, Por Alejan...: Alejandro Jodorowsky: Durante mis numerosos años de estudio y práctica del Tarot, lo más difícil que he encontrado es leerme el Tarot a mí ...

¿Qué Baraja De Tarot Elegir?


Diálogos vía Twitter 
Comentarios de seguidores en Twitter:
- @Seresserynoser: ¿Con qué libro puedo iniciarme en el tarot?
Respuesta: Lee mi libro “La vía del Tarot”.
- @tgporto: ¿Qué opinas sobre el tarot Thoth?
Respuesta: Llegué a coleccionar unos 3.000 Tarots diferentes. Cuando descubrí el Tarot de Marsella, tiré los otros 3.000 a la basura.
- @rossyolenska: ¿Y el egipcio?
Respuesta: El Tarot Egipcio no es egipcio, fue inventado por un socio de la Comedia Francesa (actor). Un invento sin contenido.
- @marianovaldez: ¿Qué tal el del arica, se basa en el egipcio?
Respuesta: Desde un punto de vista esotérico, el Tatot del Arica es un conjunto de figuras anémicas.
__

Alejandro Jodorowsky, refiriéndose al Tarot, dice:

«El Tarot es un juego de cartas, pero de ninguna manera sencillo: es un instrumento creado por super-mentes misteriosas, una verdadera enciclopedia de símbolos, al mismo tiempo que un profundo estudio del espíritu humano. Es un juego que, viniendo del año mil o antes, es un precursor del psicoanálisis...

El Tarot es un test proyectivo, lo que quiere decir que los Arcanos tienen mil y una manera de ser interpretados, no son esto o lo otro, sino esto y lo otro y todo lo demás. Vemos en ellos lo que en ese momento somos. Hay un cuento que dice: “Un campesino al que se le desapareció una vaca, vio a su vecino con cara de ladrón de vacas, gestos de ladrón de vacas y voz de ladrón de vacas. De pronto, la vaca, que había estado dando un paseo por el monte, regresó al corral. El campesino vio a su vecino con cara de hombre honrado, gestos de hombre honrado y voz de hombre honrado”...

El ser humano se proyecta en cualquier cosa. En manos de un terapeuta hábil y bien preparado, cualquier herramienta es útil, ya sea el Tarot, el I-ching, la astrología, el eneagrama, los intestinos de paloma, los caracoles, los huesos de pollo, etc...

No hay que engañarse: todas las herramientas para detectar problemas en los que estamos sumidos provocan gamas de proyecciones subjetivas, tanto del consultante como del terapeuta. Uniendo ambas intuiciones, se puede llegar a descubrimientos esenciales. Pero, para ello, hay que dejar las dudas y aceptar la herramienta, cualquiera que ella sea.

Es indispensable eludir la idea que estos elementos de apariencia mágica, contienen una verdad determinada: deben ser manipulados con arte. Su valor consiste en las interpretaciones que se les proyectan. Si el terapeuta tiene talento establecerá relaciones entre símbolos, palabras o números y, gracias a esto, abrirá una puerta en su inconsciente para que le llegue, de una manera absolutamente no científica, una solución al problema. Todo está en cada cerebro.

El ego, en un eneagrama, puede ser ubicado en cualquiera de sus nueve números, pero el Ser Esencial es la totalidad, el eneagrama entero. Lo mismo pasa con la astrología: podemos encarcelarnos en un signo, pero en el fondo somos todos Zodiaco. Igualmente con el I-ching: cualquier hexagrama que las monedas nos otorguen nos dirá algo. Somos los 64 hexagramas al mismo tiempo, tanto como somos al mismo tiempo los 78 arcanos del Tarot. Lo importante no es la herramienta, sino quien maneja la herramienta.

El mago-terapeuta debe elegir un utensilio que le convenga y convertirse en su discípulo – sin necesidad de acumular otros-. Cuando haya incorporado detalle por detalle, relación por relación, interpretación por interpretación, hasta lograr que la herramienta forme parte indisoluble de su memoria, podrá, en estado de trance, entrar en contacto directo con el inconsciente del consultante y obtener sanadoras revelaciones.»
__

Hasta ahora, el Tarot de Marsella es el que más se asemeja al original, ya que, para su restauración, Alejandro Jodorowsky y Phillipe Camoin (descendiente de la familia Camoin, poseedora de las tablas originales del Tarot de Marsella) se basaron para su restauración en las tablas originales del Tarot que se venían utilizando desde hace siglos.

∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter