jueves, 26 de diciembre de 2013

VOCABULARIO PSICOCHAMÁNICO

La palabra pan no quita el hambre, de igual modo hay palabras que se usan en el lenguaje de la psicogenealogía y del psicochamanismo para describir distintas situaciones: espíritus, fantasmas, demonios y entidades.
Se trata de cuerpos inmateriales que se hallan en relación con las cuatro energías corporales. Son sólo nombres que tienen una connotación un tanto esotérica en nuestra cultura. Vamos a explicarlos relacionándolos con los distintos egos:

ESPÍRITUS
Según Cristóbal Jodorowsky en el ego intelectual tenemos los espíritus. En realidad sólo son frases que nos repiten desde la familia. Pongamos como ejemplo estas de carácter negativo:
El dinero es sucio.
La vida es sufrimiento.
El matrimonio es para toda la vida.
Masturbarse es malo.
El mundo es un valle de lágrimas.
Lógicamente cada familia tiene sus espíritus propios, como si se tratara de una especie de policía interna que está siempre presente en nosotros. Una policía en forma de pensamientos negativos que nos condicionan la vida. Ideas que nos llegan desde la altura de los bisabuelos, y que parecen tener el peso de leyes inmutables. Pensamos que romper con alguna de ellas nos puede conducir a ser expulsados fulminantemente del clan... y eso es lo último que queremos que nos suceda.
Los espíritus nos repiten:
● No puedes
● No debes
● No mereces
Cada espíritu que nos habita, provoca una limitación en nuestras vidas. Si el espíritu es “los hombres son malos”, la mujer no se permitirá tener como pareja a un hombre bueno, sino a un maltratador. La psicomagia o el psicochamanismo pueden “sacar” afuera estos espíritus dañinos. Por ejemplo:
Cargar con el espíritu: “El embarazo es algo malo” que tiene como consecuencia las dificultades para engendrar un hijo, lo podemos sanar con el acto siguiente: Llenar un vientre falso con trigo y presentarse frente a la madre diciendo: “Mira mamá, me siento bien así. ¡Bendíceme el vientre!”.
Pero no todo es negativo en este ego, no podemos olvidar los pensamientos positivos que nos unen al universo y nos expanden la consciencia. Frases liberadoras cargadas de positividad, como por ejemplo esta cita de Alejandro Jodorowsky:
Las ideas no tienen dueño, están en el mundo: son semillas de acciones.
Cuando hablamos de que en toda familia hay unas ideas negativas, no significa que estemos en contra de la familia. Como dice Alejandro Jodorowsky, en la familia hay una trampa y también un tesoro, sólo está contra la parte de la familia que no quiere cambiar, la que nos amarra a viejas concepciones muertas.

FANTASMAS

Citando a Cristóbal Jodorowsky diremos que en el ego emocional tenemos los fantasmas. En otro artículo ya lo definimos como duelo no realizado. Como algo que no está bien enterrado y queda flotando entre dos mundos. Por ejemplo llevar el nombre de un abuelo muerto antes de nuestro nacimiento...
Cargar con un fantasma provoca que no podamos vivir nuestra vida, estos nos repiten:
● No ames, ni recibas amor
● No seas tú
● No desees
Cuando se entierra metafóricamente el fantasma, la persona comienza a llevar el timón de su vida.

DEMONIOS

Continuemos con más definiciones, Cristóbal Jodorowsky señala que en el ego libidinal tenemos los demonios. Son inhibiciones sexuales y creativas que se expresan a través de pulsiones o retenciones. No somos conscientes, pero vamos cargando con todo nuestro árbol genealógico y cuando nos acostamos con nuestra pareja allí están también todos los ancestros lo que puede resultar asfixiante:
Hay mujeres que en el orgasmo lloran... (por un sentido de culpa)
El problema de los demonios, conectados con el poderoso ego libidinal, es que pueden producir una enfermedad o un asesinato a balazos. Detrás de ellos hay mensajes de este tipo:
● No vas a crear
● No goces
● No des placer
La energía libidinal debe de fluir, estancada se pudre y produce violencia y enfermedades.

ENTIDADES

Por último Cristóbal Jodorowsky indica que en el ego material tenemos las entidades.
Las entidades son restricciones espaciales que acaban metaforizándose en el cuerpo (delgadez, obesidad, huecos en el cuerpo, jorobas, mascaras).
Aparecen cuando no hay suficiente espacio en familias con muchos hijos, cuando uno nace no deseado, o del sexo opuesto al esperado. Es posible que el cerebro animal encuentre estrategias de supervivencia que utilicen una entidad para integrarse en el clan, cuerpos que no se podrán desarrollar como campeones sin remover las causas de su bloqueo.Son estas frases tan características:
● No te muevas
● No tengas
● No sanesEl nudo homosexual provocará que una niña tenga que ocultar sus senos (un hombre no los tiene) que empiece a vivir en su cabeza... en el intelecto. Se construye una mente de hombre, lo único que puede imitar para ser un hombre.
Las entidades son como un cuerpo inhibidor, o un “corsé imaginario”. Cada vez que nuestra vida se encuentra inmovilizada, que nuestras energías se retiran, cuando pasamos la vida luchando en contra de algo, cuando repetimos la vida de otro, es muy probable que estemos actuando dirigidos por el miedo a desobedecer a alguna ley del árbol, al ser colectivo al que pertenecemos. Estamos entonces operando desde el punto de vista de algún cuerpo inhibidor es decir no somos libres de ser nosotros mismos.
Como dice Cristóbal Jodorowsky: “Uno puede ser un paraíso descuidado. Nuestra labor es hacerlo florecer de nuevo. Y también es el primer paso para hacer florecer el mundo”.

Extraído de “Metagenealogía”, Alejandro Jodorowsky y Marianne Costa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada