domingo, 6 de abril de 2014

Psicomagia Aplicada A La Amenorrea

El cuerpo humano (en un plano diferente al de la actividad psíquica) puede tener conductas animales. Ciertas veces, en el transcurso de un análisis, la toma de conciencia de la causa de una perturbación, a través de la palabra, no resulta efectiva. Hay que recurrir entonces a acciones no verbales que indiquen al cuerpo cuál es su funcionamiento saludable.
Inspirado por un acontecimiento que vi cuando era niño, pude aconsejar a una consultante un acto psicomágico que le devolvió su ciclo menstrual, que se le había retirado. Un obrero que trabajaba con mi padre cargando mercadería en una carreta tirada por un burro, no pudo seguir cumpliendo sus tareas porque su testarudo burro se negaba a beber agua y permanecía inmóvil, sin querer salir del corral, deshidratándose. Vino a la tienda de mi padre a quejarse. «No sé qué hacer. Trato de obligarlo a desalterarse, pero el muy terco se niega a hacerlo.» Un cliente de pelo cano, al oír esto, le dijo: «Es un error querer obligar a los testarudos a hacer lo que no desean. Yo también tengo un burro. Permítame traerlo para que haga compañía al suyo». Con gran curiosidad, mi padre, concediéndome el placer de acompañarlo, asistió al encuentro entre los dos animales. Junto al burro caprichoso, el viejo colocó al suyo poniéndole delante un balde lleno de agua. Éste se puso a beber a grandes sorbos. El viejo colocó otro balde frente al burro sediento y éste, de inmediato, imitando a su compañero, se puso a beber.
Tratando el organismo de mi consultante como se hizo con el burro terco, le propuse:
Comprar una botella de sangre artificial en una tienda de artículos para cine o teatro y, una vez cada mes lunar, durante cuatro días, imitara tener reglas introduciendo parte de esa sangre en su vagina e impidiera, poniendo un tampón, que ésta chorreara. Después de hacer esto durante cuatro meses, regresaron sus reglas normales.


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
Fotografía: Ruth Sant Cortis



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada