martes, 15 de abril de 2014

Psicomagia Aplicada Para Los Padres Desunidos

Para que el carácter de un niño se forme equilibrado necesita haber convivido con padres que se comprendan intelectualmente, es decir, que delante de él no expresen conceptos de la vida contradictorios; que, unidos emocionalmente, se traten con respeto, cariño y admiración; que se deseen sexualmente mostrándose satisfechos en ese sentido; y que no lo hagan partícipe de angustias económicas, seguros de que siempre podrán darle lo que necesita sin que nada esencial le llegue a faltar.
Los hijos/as de padres que no se aman, que discuten continuamente, que se divorcian o que al nacer han sido puestos al cuidado de tíos o abuelos, sienten su personalidad dividida, sin encontrar una meta unitaria.
A pesar de poder tener un buen nivel económico viven como desprovistos de protección, sin poderse convencer de que son amados por sus parejas. A este tipo de consultantes, aconsejo:
Tatuar en la planta del pie derecho un sol (símbolo del padre cósmico) y en la planta del pie izquierdo una luna (símbolo de la madre cósmica). Así, cada vez que anden, sentirán el soporte parental.
También se puede, para tener la experiencia de la unidad madrepadre, pasear con auriculares. En el situado en la oreja izquierda se escuchará una canción interpretada por una mujer, al mismo tiempo que, en la izquierda, se escuchará una canción interpretada por un hombre.
Para aquellos que han sido abandonados o rechazados, aconsejo:
Pegar en una botella de aceite de oliva virgen una fotografía de su madre y en una botella de aguardiente, una fotografía de su padre (si lo desconocen, el retrato de un personaje masculino que admiren). Cada noche, antes de dormir, depositarán en un pequeño vaso de vino siete gotas de este aceite y siete gotas de este alcohol, y lo beberán de un solo trago. De esta manera el inconsciente sentirá que se alimenta de la presencia madre-padre, y al cabo de cierto tiempo desaparecerá la sensación de abandono.
Para los consultantes con algún talento artístico que sienten su personalidad escindida en dos, aconsejo:
El/la consultante, ayudado por un amigo del sexo contrario o por una pareja, debe hacerse maquillar todo el cuerpo: la mitad derecha dorada y la mitad izquierda plateada. Uniendo así en su cuerpo los dos colores símbolos del sol y de la luna, debe dibujar o pintar, manejando los lápices o pinceles, ora con una mano ora con la otra, un retrato de él mismo, sano y sonriente, en la edad infantil. Terminado el retrato, y después de haberlo firmado con su nombre más los apellidos paterno y materno, el consultante, aún con el cuerpo pintado de dorado y plateado, debe enviarlo por ordenador a la mayor cantidad de amigos y familiares.
A una consultante muy nerviosa, quejándose de no poder nunca serenarse (agitación producida porque sus padres no dejaban de querellarse), le aconsejé:
Ir a ver a sus padres llevando unos cuantos metros de cuerda.
Diciéndoles «Nunca lograré la serenidad si no os veo poneros de acuerdo», los pondrá frente a frente y los amarrará, así, juntos. Después de observarlos un buen rato, hasta que pueda expresar su pena, angustia de abandono y rabia contenidas, cortará la cuerda y dará una parte a su madre y la otra a su padre. Irán los tres a un bosque, enterrarán aquello y plantarán juntas tres macetas con flores (una elegida por la madre, otra por el padre y la tercera por la hija).


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.




1 comentario:

  1. Hola.
    Me gustaría saber si el acto psicomagico de pintar el sol y la luna, en la planta de Los pies, sirve pintarlos con un boli ? Y durante cuanto tiempo hay que hacer eso?
    Cada vez que se borre hay que volver a pintarlo?

    ResponderEliminar